Isabel Castelo, al lado de Feijóo, en la entrega de las Medallas de Galicia 2017. EFE

Isabel Castelo, segunda gallega de Forbes, gana 73 millones con Ocaso

El grupo empresarial que preside Isabel Castelo, dueña de Seguros Ocaso y la funeraria Servisa, ingresa más de 1.150 millones de euros anuales

Anualmente, la revista Forbes saca a la palestra a una de las mayores y más desconocidas fortunas de Galicia. Se trata de Isabel Castelo, segunda mujer más rica de la comunidad por detrás de Sandra Ortega con un patrimonio estimado en unos 700 millones de euros. Su discreción ha hecho que sea una de las millonarias más opacas de la comunidad, a pesar de presidir un grupo empresarial que presume de llevar casi un siglo operativo. Se trata del grupo Ocaso centrado en el sector de los seguros y, dentro de ellos, especializado en los decesos. La cartera del grupo también incluye a Servisa, compañía de servicios funerarios de alta implantación en Galicia. El pasado año, el grupo empresarial que preside Castelo d´Ortega ganó 73,4 millones de euros, un 8% más que en 2017, cuando sumó algo más de 68 millones de euros. Según destaca en la memoria presentada ante el Registro Mercantil, el beneficio consolidado antes de impuestos del grupo rozó los 100 millones (98,7 frente a los 92,1 millones acuñados el pasado año).

Los ingresos del grupo dan muestra de su fortaleza ya que sobrepasan la simbólica barrera de los 1.000 millones de euros. En concreto, el pasado año, su facturación se elevó sobre los 1.157 millones, cantidad ligeramente superior a la 2017, cuando su cifra de negocio fue de 1.120 millones. 

Segunda aseguradora tras Santalucía

Las cifras cosechadas y el hecho de que posea el 92% de los títulos del grupo explican el por qué de la fortuna de la presidenta del grupo Ocaso. Su aseguradora es la segunda de España, después de Santalucía, en la rama de los decesos, con un 20% de la cuota de mercado. El pasado año, el volumen de primas devengadas de seguro directo por parte de la aseguradora se elevó sobre los 1.000 milllones de euros. No obstante, el grupo también tiene una posición destacada en el terreno de los enterramientos a través de la Servisa. 

La sociedad, que presenta un valor en libros superior a los 33 millones de euros, acabó 2018 con unos beneficios de 4,2 millones. En la actualidad, se consolida por su cifra de negocio como la tercera compañía de España dedicada al negocio funerario. Lo cierto es que todas las grandes empresas aseguradoras cuentan con filiales en el negocio de los enterramientos, en buena medida, por el significativo impacto de las pólizas de decesos. 

Servisa y la guerra de las funerarias

Las cifras de Servisa, con una facturación que ronda los 60 millones de euros, no son nada desdeñables en un momento de total revolución dentro de un sector que crece. Este mismo verano, Santalucía y Mapfre, primera y tercera aseguradora de España en la rama de los decesos, anunciaron la fusión de sus filiales Albia y Funespaña, con el objetivo de crear la mayor compañía de sepelios de España. Tras ellas, se posiciona Mémora, en manos del fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers y, seguidamente, Servisa.

En 2017, y como otra muestra de la importancia que está cobrando el negocio que gira en torno a la muerte, Catalana Occidente cerró la adquisición de la asegura de decesos Previsora Bilbaína, por unos 125 millones de euros. A pesar de la competencia, las cifras del imperio Ocaso continúan al alza.

Según su memoria, las previsiones del grupo de Castelo pasan por seguir creciendo, en buena medidas, apoyados en su fortaleza financiera. La compañía ha iniciado este 2019 y hasta 2021 un nuevo Plan Estratégico de Sistemas, que busca impulsar nuevas líneas de actuación “con especial foco en iniciativas de negocio”.

Castelo y su heredera

Con unos fondos propios que se elevan sobre los 1.100 millones de euros y una plantilla a finales del año pasado de más de 2.300 personas, Isabel Castelo ha mantenido hasta hace poco tiempo una actividad constante al frente de la compañía. Aunque se mantiene como presidenta, su hija, Isabel Mandalúniz Castelo, es ahora la que se encarga del día a día. Duquesa de Veragua y casada con Cristóbal Colón de Carvajal, es vicepresidente y accionista del grupo Ocaso.

Aunque Isabel Castelo es gallega de nacimiento, Forbes la cataloga, por la sede de sus negocios, como una millonaria madrileña. También sus activos son importantes: la sede de Ocaso, en la madrileña calle Princesa, se encuentra cerca del mismísimo Palacio de Liria. A pesar de hacer vida en la comunidad madrileña, Castelo cuenta con una residencia veraniega en A Coruña, una edificación de principios de siglo rehabilitada y situada en San Pedro de Nós, en el ayuntamiento de Oleiros, el mismo, por cierto, en el que también reside Sandra Ortega, heredera de Rosalía Mera y primera millonaria de Galicia, así como Manuel Jove, dueño de Inveravante y otra de las grandes fortunas Forbes de Galicia.

Intérprete de ópera y zarzuela antes de convertirse en presidenta de una multinacional aseguradora, Castelo recibió en 2017 una de las medallas de oro Galicia que concede la Xunta. En una de sus escasa apariciones públicas mostró su "alegría y emoción" por recibir una distinción en su tierra, "el hogar de Breogán".

 

 

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad