Isabel Castelo, al lado de Feijóo, en la entrega de las Medallas de Galicia 2017. EFE

Isabel Castelo, 'gallega Forbes', se blinda ante el Covid-19 con Ocaso

Ocaso, que acabó el año con un beneficio antes de impuestos de 96 millones, opta por no repartir dividendos y aplicar un plan de contingencia por el Covid

Dice Forbes que Isabel Castelo es la segunda gallega más rica de Galicia, por detrás de Sandra Ortega. La hemeroteca también revela que, de nuevo con el permiso de la hija de Rosalía Mera y Amancio Ortega, se trata de una empresaria cuya carrera está marcada por una absoluta discreción. Apenas hay fotos actuales de la presidenta de Ocaso, una de las grandes aseguradoras de este país junto con Mapfre y Santalucía. Las últimas, las tomadas en 2017, hace dos años, cuando recibió la Medalla de Galicia de manos del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Pero, si bien las imágenes gráficas son escasas, las cifras sobre el imperio de Castelo son públicas. Grupo Ocaso cerró el 2019 con unos números muy similares a los logrados en años anteriores. El suyo, por ahora, es un grupo estable, con una cifra de negocios que supera los 1.000 millones de euros y un resultado antes de impuestos que roza los 100. Ahora, y según el informe de solvencia financiera del grupo, tiene en marcha un plan de contingencia para hacer frente a los efectos del Covid-19 que, aún así, cree que podrá superar sin un "impacto diruptivo" en sus cuentas. El colchón de Ocaso es grande. No en vano, cuanta con 1.336 millones de fondos propios.

Los número de Grupo Ocaso son rotundos. La compañía, cuya sede central está en la emblemática calle Princesa, en Madrid, acabó el pasado ejercicio con un beneficio antes de impuestos de 96,8 millones de euros y un volumen de negocio de 1.054 millones, el 98% correspondiente al negocio asegurador. Los resultados son sostenidos desde hace varios ejercicios. En 2018, el beneficio antes impuestos fue ligeramente superior, de 98,2 millones de euros, frente a unos ingresos de 1.035 millones de euros.

Las aseguradoras de decesos y la pandemia

Siendo una de las grandes empresas en el sector de los decesos, la pandemia del Covid-19 hizo saltar las alarmas en el sector, fundamentalmente por el repunte de la siniestralidad y porque las aseguradoras tuvieron que devolver fondos relacionados con los costes de los servicios funerarios, al no ser estos los acordados con el asegurado debido a la pandemia, que restringió espectacularmente los entierros. Aún así, Ocaso cree que el coronavirus pasará de puntillas por su negocio. "Respecto al negocio técnico asegurador, debido al tipo de ramos en los que opera el grupo, no se espera un impacto disruptivo, aunque puede producirse un repunte de la siniestralidad en algunas líneas de negocio", explica la compañía. 

Al igual que le pasó a Amancio Ortega y a otras tantas fortunas empresariales, este año, Castelo se ha quedado sin dividendos. "Siguiendo las recomendaciones de los reguladores en cuanto a la distribución de accionistas, el grupo ha decidido no realizar el reparto de dividendos que tenía previsto para proteger el interés de los clientes y reforzar la situación de solvencia del grupo", apunta en su informe financiero.

Planes de contingencia

Explica la compañía de Castelo que, a nivel operativo, "el grupo ha activado planes de contingencia previstos para estas circunstancias, lo que ha permitido dar continuidad a sus operaciones y mantener el servicio a nuestros clientes". "Todo ello se está monitorizando para identificar y corregir cualquier incidencia que se identifique", añade.

La firma indica que el ratio de solvencia de la misma es del 304% y que, en un escenario adverso,"como el recogido con los cálculos efectuados a marzo de 2020, el ratio de solvencia se podría reducir en 10 puntos, hasta el 294%". Es decir que, aún en el peor escenario, Ocaso asegura que seguiría teniendo resistencia suficiente para hacer frente a sus necesidades tanto a corto como a largo plazo.

Los desafíos del futuro

Sobre el blindaje frente al Covid-19 de las grandes aseguradoras del sector de los decesos habló recientemente la agencia de rating AM Best, quien manifestó que el sector cuenta con recursos suficientes para afrontar el impacto de la pandemia. La compañía de calificación explica que las aseguradoras de decesos tienen "excelentes tasas de retención de asegurados". Aunque resulta inevitable el impacto de la pandemia en el ramo debido al aumento de la siniestralidad y a que los costes de los sepelios serán mayores, los grandes grupos aseguradoras, como Ocaso, cuentan con fortaleza suficiente.

Eso sí, el reto para AM Best estará en los próximos años y en cómo estas empresas se adaptarán a las expectativas de los consumidores más jóvenes. Habrá que ver cómo se adapta al futuro el imperio de Isabel Castelo, algo que para la agencia de rating solo puede pasar por mayor apuesta por la innovación. Aunque Castelo se mantiene como presidenta, su hija, Isabel Mandalúniz Castelo, es ahora la que se encarga del día a día de Ocaso. Duquesa de Veragua y casada con Cristóbal Colón de Carvajal, es vicepresidenta y accionista del grupo Ocaso.

 

Isabel Castelo recibió en 2017 una de las Medallas de Galicia, como se recoge en esta pieza del Canal Barbanza

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad