Inveravante reduce sus números rojos a la tercera parte

stop

Los resultados negativos del grupo de Manuel Jove, condicionados por su participación en el BBVA, fueron de 42,1 millones en 2012

Manuel Jove, en el centro, durante el acto de presentación de Inveravante en 2008| EFE

05 de agosto de 2013 (21:07 CET)

Una operación financiera marca todavía las cuentas de Inveravante, el holding inversor del empresario Manuel Jove. Es su participación en el BBVA, que el año pasado se redujo hasta el 2,75% de su capital. La compañía de Jove presenta unos números rojos de 42,1 millones de euros al cierre del 2012, prácticamente la tercera parte de los 132,6 millones de resultado negativo que había obtenido un año antes. Sin embargo, de las actividades ordinarias, el grupo apuntó un beneficio de explotación de 51,8 millones, prácticamente igual que el de 2011. Las ventas del holding también tuvieron una evolución similar, sin apenas variación, hasta situarse en los 64,9 millones.

Para determinar sus ingresos, al tratarse de una holding con hasta una docena de participadas, Inveravante incluye en el importe neto de la cifra de negocios los dividendos e ingresos devengados procedentes de la financiación concedida a sociedades participadas. Entre ellas destacan Arnela Capital Privado, Espacia Avante, Frieira Gestión de Inversiones, Gallega de Viviendas, Invest Cos, Inveravante Selecta e Inversiones Fonteita, entre otras.

La clave del BBVA


El resultado de este ejercicio que se refleja en la cuenta de pérdidas y ganancias, viene en gran medida condicionado por el impacto de la inversión en BBVA, destaca la memoria de 2012 de la compañía, presentada en el Registro Mercantil. De hecho, de la deuda de Inveravante, que tanto a largo como a corto plazo se sitúa en 1.292 millones, la mayor parte se corresponde a operaciones de financiación relacionadas con la inversión en BBVA, que llevan incorporadas diferentes coberturas.

El año pasado Inveravante redujo su inversión en el BBVA en 97,6 millones de acciones, siendo propietaria al cierre del año de 149,8 millones de acciones que representan el 2,75% del capital social del banco presidido por Francisco González.

Impacto negativo


Los gestores de la sociedad explican que en julio de 2012 optó por amortizar un préstamo por importe de 1.749 millones de euros. “Este préstamo”, matizan, “estaba garantizado con una prenda sobre acciones que al cierre del ejercicio 2011 era efectiva sobre 123,1 millones de acciones de BBVA y con una estructura de derivados de cobertura sobre el mismo número de acciones objeto de la prenda”.

Coincidiendo con el vencimiento de la financiación (julio de 2012), “las acciones sobre las que era efectiva la prenda fueron vendidas en mercado y la diferencia entre el valor de venta de las acciones y el importe de la financiación al vencimiento, compensada con la liquidación de la estructura de derivados de cobertura”, detalla en sus cuentas Inveravante.

Los gestores del grupo de Manuel Jove explican que la variación neta en el valor razonable de la inversión en acciones del BBVA a lo largo de 2012 fue de 205,7 millones de euros en negativo (164,2 millones en el ejercicio anterior), que figura registrada en el epígrafe del balance de ajustes por cambio de valor en el patrimonio neto.

Alteraciones

Inveravante logró que una parte importante de la inversión en BBVA se financiase en el momento de la adquisición, tras la venta de Fadesa a Martinsa, mediante un préstamo estructurado de 2.695 millones de euros facilitado por UBS Bank “con vencimiento 31 de julio de 2012, garantizado con una prenda sobre 174 millones de acciones de dicha sociedad”, relata la compañía.

En ejercicios pasados, el grupo de Jove amortizó anticipadamente una parte de este instrumento y el resto pendiente, por un importe de 1.748 millones de euros, quedó completamente amortizado a su vencimiento en julio de 2012. El importe por el que figuraba esta deuda en el balance de 31 de diciembre de 2011 era de 1.703 millones de euros, que se correspondía con el coste amortizado de la misma a dicha fecha.

La compañía explica que existen otras operaciones de financiación por importe de 980 millones (868,1 millones a 31 de diciembre de 2011) con otras entidades para la adquisición de acciones de BBVA. “Estas financiaciones están garantizadas, además de con una prenda sobre las citadas acciones objeto de financiación, con derivados de cobertura, cerrados a lo largo de los últimos ejercicios”, dicen los gestores de Inveravante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad