Inveravante reactiva una macroinversión inmobiliaria en Baja California

stop

El empresario Manuel Jove, a través de su filial mexicana, proyecta un complejo turístico, con puerto, en el municipio de Ensenada, y cuenta con el aval del Gobierno federal

El empresario Manuel Jove prevé levantar un complejo turístico en un entorno privilegiado de la costa mexicana

en A Coruña, 12 de julio de 2016 (00:47 CET)

México se ha convertido en destino prioritario para Inveravante. Tal es así que el grupo ha reactivado una macroinversión en Baja California, un estado por el que Manuel Jove, en diferentes etapas, ha tenido especial predilección. El proyecto del expropietario de Fadesa pasa por la inversión de hasta 2.000 millones de pesos mexicanos, unos 97 millones de euros, para levantar un complejo hotelero y náutico en el municipio de Ensenada, al norte de Baja California y en pleno Mar de Cortés. 

El proyecto había sido presentado a las autoridades mexicanas en 2011, e incluso se había formalizado el estudio previo de impacto ambiental del que se convertiría en uno de los nuevos ejes turísticos de México, con la mente puesta en el mercado de Estados Unidos. El complejo, denominado Marinazul Golf & Resort, ha sido reactivado recientemente, con la visita del gobernador de Baja California a España. Francisco Vega de Lamadrid, perteneciente al PAN, mantuvo la semana pasada varios encuentros, entre ellos con los responsables de Inveravente, lo que ha servido para relanzar el proyecto.  

Un proyecto integral

Al encuentro con el gobernador del estado mexicano asistieron, entre otros, el director general de Inveravante, Antonio de la Morena; el director de Desarrollo, Bernardino Hernández, y la responsable de Desarrollo México, Gema García, según diversos medios mexicanos. Han sido las propias autoridades aztecas las que han detallado el proyecto tras el encuentro mantenido con el gobernador, que ha tenido especial repercusión en el país latinoamericano. Mientras, desde Inveravante optan por la prudencia a la hora poner plazos de ejecución. La filial que desarrolla el proyecto es Inveravante Crecentia SA de CV.  

Marinazul Golf & Resort se levantará sobre 1.200 hectáreas al borde del mar. El objetivo pasa por desarrollar de forma integral un complejo urbanístico con 5.598 viviendas, 3.995 plazas hoteleras, un centro hípico, un campo de golf de 27 hoyos, área comercial, restaurantes y zonas de ocio. También incorporará un puerto deportivo, con diversos canales de entrada, para el que ya se han dado diversos pasos administrativos. "Hay avances en materia de servicios municipales, y gestiones a nivel federal para crear las condiciones e infraestructuras y equipamiento básico", avanzó el gobernador de Baja California tras el encuentro con los ejecutivos de Inveravante.  

La atracción de Baja California

No es la primera vez que Manuel Jove pone el ojo en Baja California. Cuando presidía Fadesa, adquirió suelo en el municipio de Loreto, en la parte central y a unos 350 kilómetros de La Paz. En 2004 había comprado nada menos que unos 24,4 millones de metros cuadrados a título particular, aunque dos años después se los vendió a Fernando Martín, en paralelo al traspaso de Fadesa. La operación se había cerrado por unos 118 millones de euros, aunque años después Martín reclamó en los juzgados que no valían más de 10 millones según tasaciones independientes. La administración concursal de Martinsa-Fadesa le reclamó entonces a Inveravante 108 millones de euros. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña desestimó finalmente la demanda interpuesta por el empresario madrileño.  

Actualmente, Inveravante desarrolla otros proyectos en tierras mexicanas. El año pasado arrancaron las obras de su macroproyecto en México DF, con la modernización de la estación de metro de Chapultepec, de las que consiguió la concesión. Está previsto que el grupo gallego aborde la construcción, uso y explotación de un gran intercambiador de transportes, que combinará conexiones de metro, tren y autobús. La previsión es que las obras rematen en 2018, tras una inversión de 300 millones de dólares, unos 240 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad