Integraldata esgrime ante los clientes un certificado Aenor que no tiene vigente

stop

La compañía relacionada con un hallazgo de ficheros secretos abandonados anuló en julio de 2014 la credencial oficial que todavía presenta 

Fragmento del certificado Aenor y certificado Naid e instalaciones de Integraldata

en Vigo, 17 de abril de 2015 (01:02 CET)

La Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) ha confirmado a Economía Digital que la empresa Integraldata Securities, relacionada con el hallazgo policial hace dos meses de numerosos archivos y ficheros secretos de empresas, no dispone en este momento de la correspondiente auditoría de calidad que emite este organismo certificador. Integraldata sí sostiene ante sus clientes que cuenta con ella como parte importante de su patrimonio profesional.

Conforme a la información proporcionada a este medio por parte de la certificadora española, el sello oficial de Aenor fue anulado a petición de la propia empresa Integraldata en julio de 2014. Estuvo operativo desde septiembre de 2013.

Certificación de NAID

Aenor corrobora que Integraldata no dispone de la acreditación oficial actualizada que emite la certificadora. Al igual que la española, tampoco posee actualizada la certificación de la entidad norteamericana NAID, que expiró en 2013, según confirmó a este medio el organismo estadounidense.

En sentido opuesto, la sociedad mercantil dedicada a la custodia y destrucción de documentos confidenciales, envió a sus clientes una comunicación en la que aparecían sendas imágenes de ambas certificaciones, la de Aenor y la de NAID.

Apuntalar el prestigio frente a las dudas suscitadas

Daba a entender así que contaba con esos sellos de calidad en la fecha en la que envió masivamente a su lista de clientes --a mediados del pasado marzo--, correos electrónicos acreditativos de ello para apuntalar su prestigio empresarial.

El envío de esas comunicaciones a los clientes coincidió con la revelación por este medio el pasado 16 de marzo del hallazgo de documentos de empresas que debían ser destruidos en una zona abandonada. El descubrimiento tuvo lugar en una nave abandonada a las afueras de Vigo, a mediados de febrero.

La Policía identificó los documentos y se puso en contacto con empresas a las que pertenecían estos ficheros, a los efectos de informar de tal localización. Estas empresas, una vez comprobado el material documental, pusieron su queja en conocimiento de Integraldata, compañía a la que atribuyen la responsabilidad en la falta de custodia de unos ficheros entregados, en teoría, para su destrucción.

Lista de clientes

Integraldata declinó explicar su versión a Economía Digital. Únicamente consideró "falsas" las informaciones que la relacionaban con el citado hallazgo policial en correos corporativos enviados a sus clientes en descargo de la noticia publicada por este diario. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad