Reyes Maroto, ministra de Industria, con los trabajadores de Alcoa / Cabalar (EFE)

Industria aparca la nacionalización de Alcoa: “Toca acompañar”

La ministra de Industria, Reyes Maroto, asegura que el Ejecutivo puede ayudar, "pero siempre que haya una iniciativa privada"

La nacionalización de la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao no es una opción para el Gobierno. Así lo ha asegurado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que ha mostrado su decepción por la decisión de Nissan y Alcoa de cerrar plantas en España, pero que ha asegurado que la única opción del Ejecutivo en este escenario es "acompañar" a la iniciativa privada en la búsqueda de soluciones alternativas.

La ministra de Industria ha realizado estas declaraciones en una entrevista con la Cadena Cope, en la que recalcó que "está ayudando mucho a las empresas" inmersas en dificultades, poniendo como ejemplo a la propia Alcoa, "pero siempre que haya una iniciativa privada". "El Gobierno lo que tiene es que acompañar", ha sentenciado.

El mensaje de Maroto se produce después de que BNG o EN Marea solicitasen la nacionalización de la planta de aluminio de San Cibrao y de que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, argumentase que, a su juicio, las nacionalizaciones “son perfectamente posibles”, aunque después dio marcha atrás para decir que no está de acuerdo con esta fórmula si lo que se le propone al Gobierno es “socializar pérdidas”.

“Corresponsabilidad”

Maroto volvió a hacer un llamamiento a la "corresponsabilidad" a la multinacional estadounidense ante la debilidad de la economía por la crisis del coronavirus y también instó a la Xunta de Galicia a que se "sume" al esfuerzo por una salida satisfactoria que impida el despido de 534 empleados.

Maroto recordó que el Gobierno ha invertido 38 millones de euros en el futuro de esta empresa en España y reconoció que también existen muchos interrogantes sobre reventa de las plantas de Alu Ibérica de A Coruña y Avilés (Asturias) de Parter Capital a Grupo Industrial Riesgo, operación que se topa con la oposición de la propia Alcoa, la antigua dueña de estas plantas. "Estamos trabajando con Alcoa para conocer los términos de la venta, hay muchísimas dudas", afirmó.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad