Sede de Inditex en la localidad coruñesa de Arteixo. ED

Inditex y PSA, estrategias opuestas para luchar contra el coronavirus

El cierre de PSA en Vigo responde a un plan de PSA para toda Europa, e Inditex mantiene los centros logísticos como salvavidas de su negocio mundial

El año tiene doce meses. Suena a consuelo en estas circunstancias, pero en las sedes de dos de las grandes compañías implantadas en Galicia (una, la primera multinacional española por valor bursátil, y la otra, una de las fábricas de coches más eficientes del país) los planes también se realizan a medio plazo, para aportar una pizca de perspectiva sobre la crítica situación actual. Esas dos compañías son Inditex y PSA-Citroën, precisamente los dos motores industriales de Galicia por ingresos, empleados y exportaciones, que de momento han tomado actitudes muy diferentes ante la crisis del coronarivus. ¿Por qué?

Si se pone el foco sobre la estructura productiva de ambos gigantes las conclusiones son más que evidentes. Inditex tiene algo más que su sede social en Arteixo. En el polígono de Sabón está su corazón logístico, aunque con ramificaciones por España (Meco, en Madrid, y Plaza, en Zaragoza, por ejemplo) y pronto en Holanda, donde ultima otro de sus grandes armarios. La fábrica de Citroën en Vigo (7.000 operarios) es el apéndice de un grupo industrial con plantas en Francia, Alemania, Eslovaquia, Inglaterra, Polonia, Austria, Hungría, Rusia, China, Argentina y Brasil.

La cadena de suministro de Inditex

Solo el cierre en Italia y España aboca a Inditex a su primera caída de ventas en un trimestre. Es histórico. Pero en Arteixo palpita algo más. Es donde se toman todas las decisiones para una compañía con prácticamente 7.500 tiendas en casi un centenar de mercados. Son cerca de 175.000 empleados directos, de 154 nacionalidades. Ese contingente laboral equivale casi al 20% de la población ocupada gallega.

Solo la cadena de suministro de Inditex cuenta con dos millones de trabajadores, aglutinados en 1.800 proveedores en más de cuarenta países. Y aunque el 57% de las fábricas están localizadas en países de proximidad a la sede central en Arteixo, sobre todo España, Portugal, Marruecos y Turquía, la gestión integral de la cadena de suministro es, según datos de la compañía, una tarea en la que están directamente implicadas 4.925 personas (entre personal interno y externo) del equipo de Sostenibilidad, y en la que intervienen de manera transversal todas las áreas de la compañía.

Por eso es crítico en estos momentos el engranaje que, como un reloj hasta ahora, se arma desde los centros de distribución de Zara en España: Zara Logística, Plataforma Logística Meco, Plataforma Europa y Plataforma León. A esa estructura se une el denominado Punto de Conexión Logística de Zara en Lelystad (Holanda), en fase de desarrollo actualmente.

En tres se divide la secuencia de decisiones que ha adoptado Inditex desde que comenzó a tomar forma la crisis del coronavirus en España: desde el teletrabajo y la limitación de visitas en Arteixo al cierre de todas sus tiendas, pasando ahora por los turnos en servicios mínimos, con la mitad del personal, y con días libres alternos. La decisión no es suficiente para los sindicatos, conscientes sin embargo del colapso que se podría avecinar.

ERTE a la vista en Citroën Vigo

PSA anunció este lunes el cierre progresivo de todas sus plantas de producción en Europa, incluidas las españolas de Vigo, Madrid y Zaragoza. La aceleración del número de contagios observados en las proximidades de algunos de esos centros, los problemas de aprovisionamiento y la abrupta caída de las ventas de coches han actuado como palancas decisivas para una decisión reclamada por activa y pasiva por los trabajadores.

La decisión del fabricante francés de cerrar sus plantas, incluida la de Vigo, es la antesala de un ERTE maviso. Sin ir más lejos, Seat, la mayor empresa industrial de Cataluña, ha presentado este lunes un Expediente de Regulación de Empleo Temporal por fuerza mayor para un máximo de 14.812 trabajadores. El expediente puede mantener cerrada la fábrica de Martorell alrededor de 5 o 6 semanas. El ERTE es el camino que le queda a Vigo.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad