Inditex y los sindicatos del textil se unen para supervisar a un millón de trabajadores

stop

IndustriALL alaba el acuerdo marco firmado con la textil en 2007 que ha permitido “reincorporar a empleados despedidos por su actividad sindical” en empresas proveedoras

Máquinas de talleres textiles asiásticos

03 de julio de 2014 (01:21 CET)

A pesar de que en el pasado Inditex se ha visto salpicada por distintas polémicas relacionadas con las condiciones de trabajo en fábricas o subcontratas de sus proveedores, la Federación de Sindicatos Internacionales IndustriALL ha alabado el acuerdo marco global que ambos establecieron hace ya años y que califica de “modélico”.

Un informe del sindicato asegura que gracias a él se cubre a más de un millón de trabajadores del textil y la confección en todo el mundo, que realizan encargos para el grupo fundado por Amancio Ortega. Este acuerdo habría permitido, entre otros, “reincorporar a trabajadores despedidos por sus actividades sindicales, alzar el nivel de salarios y promover la libertad sindical”.

Más de 6.000 proveedores

Inditex cuenta con unos 6.000 proveedores y cerca del 50% de su producción se lleva a cabo en mercados de proximidad al español como Turquía, Portugal o Marruecos. Brasil, Argentina, Paquistán, China, India o Bangladesh son otros de sus principales centros de confección.

Según Félix Poza, el director de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de Inditex, el acuerdo con IndustriALL permite establecer “una línea de comunicación directa entre los trabajadores y nosotros”. “Hemos podido resolver problemas serios en algunos países”, indica. Entre las medidas adoptadas, el gigante textil y el sindicato han llevado a cabo iniciativas de formación de trabajadores y han realizado visitas conjuntas a países proveedores.

Visitas a las fábricas

El acuerdo marco se firmó en 2007 tras cinco años de negociaciones, según explica IndustriALL. El derrumbe de una fábrica en Bangladesh en 2005 en el que murieron 64 personas fue el detonante. Inditex, de todas las empresas del textil que contaban con algún proveedor que había subcontratado trabajo en esa factoría fue la única que aceptó pagar una indemnización conforme a la normativa internacional.

A lo largo de los años, el plan de trabajo entre InditriALL e Inditex ha ido creciendo. “Un sindicato local puede decir ahora a la empresa que quiere visitar una fábrica para ver qué sucede allí e Inditex llama a la fábrica y lo organiza”, explica Isidor Boix, de Industria-CCOO y coordinador del acuerdo.

Otra de las consecuencias que destaca la asociación sindical es que se estableció el llamado “salario vital” en el Código de Conducta de Inditex, que establece que los sueldos “deben ser siempre suficientes para satisfacer al menos las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad