Inditex fabricacion

Inditex vuelve a los orígenes: fabricará batas por el coronavirus

La compañía de Amancio Ortega centralizará en Arteixo a partir de la próxima semana la producción de batas, aumentando sus confecciones 'sanitarias'

El germen de Inditex radica en Confecciones Goa (el nombre salió de las iniciales de Amancio Ortega Gaona colocadas al revés), una marca dedicada a la fabricación de batas de boatiné, prenda muy demandada en la fría España de los cincuenta, acolchadas y más caras que las normales. Fue a partir de esta prenda y de esta pequeña empresa, que durante años tuvo un taller en la coruñesa calle Noia, como Amancio Ortega y la hoy fallecida Rosalía Mera montaron el imperio que sostiene a la marca Zara. Muchas décadas después, la primera fortuna Forbes española volverá a sus orígenes, y es que está previsto que la semana entrante Inditex arranque en A Coruña con la producción de batas, en este caso sanitarias, destinadas a la lucha contra el Covid-19.

La producción de este nuevo material (hace unas semanas ya comenzaron a confeccionar pijamas para hospitales) arrancará el próximo lunes y estará centralizada en Arteixo, donde la compañía cuenta con sus únicas fábricas en la Península, a excepción de Indiput, que se encuentra en Narón. Así lo aseguran distintas fuentes cercanas a la compañía, si bien esta, de forma oficial y consultada por este medio en busca de más detalles, guarda silencio. 

Fábricas que cortan pero no cosen

No obstante, y siempre según las fuentes consultadas Economía Digital, las batas, al igual que el resto de productos textiles con fines sanitarios, se acabarán en talleres externos al grupo pero con los que trabaja habitualmente tanto en A Coruña como en Portugal. Esto se debe a que Inditex tiene una baja capacidad de producción en las fábricas propias, que habitualmente se dedican más al corte y al patronaje. "Hace ya muchos años que, como tal, no se cose en las fábricas del grupo", comentan trabajadores del imperio textil.

Hace unas semanas, los sindicatos con representación en la compañía confirmaron a este medio que esta había arrancado con el proceso de confección de material sanitario necesario para cubrir las fuertes demandas que genera la lucha contra el coronavirus en España. Si bien la confección final se remata en talleres externos al grupo, los patrones se estaban llevando a cabo hasta en tres de las trece fábricas del grupo. "Después del parón que vino motivado por el decreto de hibernación económica, que dejó la actividad en mínimos, y por la Semana Santa, la intención de la compañía es arrancar el próximo lunes y, de nuevo, retomar la confección de material sanitario, ampliando las prendas que se hacen e incluso las fábricas implicadas", explican estas mismas voces.

Goa vuelve a escena

Confecciones Goa, que en la actualidad sigue en activo como una de las fábricas del grupo, podría participar en el proceso de producción de las batas sanitarias. "Al final hay algo de simbolismo en todo este tema, ya que, en un momento delicado, se vuelve al inicio", reflexionan las fuentes consultadas.

Taller de Confecciones Goa

Confecciones Goa echó a andar en 1963

Con todo, la mayor aportación que Inditex está haciendo a la lucha contra el coronavirus la realiza a través de sus grandes corredores logísticos. El pasado 3 de abril, la multinacional informaba de que había conseguido traer a España, a través de su red de transporte, más de 35 millones de unidades de protección sanitaria, entre aportaciones públicas, privadas y propias. 

En cuanto a la parte que corresponde solo a Inditex, la empresa se ha comprometido a adquirir individualmente y donar material por valor de 25 millones de euros, parte de este se incluye en la relación de unidades totales transportadas hasta el momento a través de su logística. Al margen, su primer accionista habría donado un total de 63 millones de euros en lo que llevamos de crisis sanitaria a través de la Fundación Amancio Ortega.

El textil gallego aumenta su producción sanitaria

Al margen de Inditex, lo cierto es que toda la moda gallega se ha volcado en la crisis del coronavirus. Explica Alberto Rocha, el secretario general del Clúster del Textil Gallego (Cointega), que muchas de las empresas del sector en la comunidad que están producciendo prendas sanitarias en mitad de la crisis del coronavirus optan por realizar, como Inditex, pijamas o batas. "Es el Sergas el que indica qué materiales hacen falta y también el encargado de comprobar que cumple con unos requisitos básicos de homologación. Por eso, la mayoría de las textiles que están haciendo las cosas por el libro, se dedican a estas prendas, ya que existen muchas dudas sobre las mascarillas", comenta. 

La entidad empresarial identifica los recursos con los que las empresas cuentan para poder abordar la producción de material sanitario. Desde Cointega explican que, en los últimos tiempos, el número de empresas gallegas que han decidido producir material contra el coronavirus está creciendo. Aunque desde la patronal rechazan dar nombres propios, muchos ya han trascendido. Es el caso de Roberto Verino, la viguesa Selmark, Carmen Vázquez, Confecciones Hortensia o Sagrés, de Redondela, dedicada habitualmente a la confección de uniformes.

La Xunta de Galicia ha puesto en marcha un Comité de fabricación de equipamiento sanitario liderado por la Consellería de Economía que tiene por cometido coordinar entre el tejido empresarial la oferta y la demanda del material necesario en este contexto de emergencia médica. Esta semana, el conselleiro Francisco Conde indicaba que ya se evalúan 55 proyectos.

Un artículo de C.D.P/ X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad