Una tienda de Zara, del grupo Inditex, en el centro de Lisboa

Por qué Portugal es un mercado esencial para Inditex

stop

Inditex es, con diferencia, el primer grupo textil del mercado luso; las fábricas de Portugal son clave para el abastecimiento y renovación de sus tiendas

A Coruña, 04 de septiembre de 2017 (07:19 CET)

Portugal es para Inditex algo más que el primer país en el que abrió tienda en el extranjero. Con el paso de los años, 29 desde que se estableció en la localidad lusa de Oporto, se ha convertido en uno de los pilares del grupo textil fundado por Amancio Ortega, que es el primer operador del sector y el principal cliente de las industrias textiles que desde el norte del país abastecen a las grandes multinacionales de la moda.

Pablo Isla se refirió al país vecino como una pieza clave en la cadena de suministro de la compañía. Portugal ocupa la sexta plaza como proveedor de artículos de moda a España, un hecho en el que Inditex tiene mucho que ver, pues al cierre del primer trimestre del año contaba con 1.357 fábricas y 170 proveedores al otro lado del Miño. Si se compara con la red de proveedores españoles, las fábricas portugesas  suman 10.000 trabajadores más, hasta los 49.714, según datos de la propia memoria de Inditex correspondiente a su útimo ejercicio.

En una producción mayoritariamente en proximidad y con una intensa renovación de las colecciones en tienda, las fábricas de Portugal son fundamentales en la capacidad de respuesta de la multinacional, que se deja más de 1.500 millones al año en las compras a la industria textil lusa, según el dato desvelado por Pablo Isla en la presentación de resultados de Inditex en 2016.

Pero Portugal no solo es importante por el abastecimiento, del que también se benefician otras multinacionales gallegas como Adolfo Domínguez o  Bimba y Lola. Inditex también es líder indiscutible en el mercado portugés, hasta el punto de concentrar alrededor del 40% de las ventas del sector. Ese es el dato que manejaba Retail-Index con cifras actualizadas  hasta el ejercicio 2015. Atribuía a la multinacional cerca de mil milones en ventas ese año en suelo portugés.

La compañía llegó a Portugal con su buque insignia, Zara. A cierre de su último ejercicio contaba con 337 tienda y presencia de todas las cadenas, lo que le convierte en el sexto país con más establecimientos del grupo. 

Portugal es, con más de 300 establecimientos, el sexto país con más presencia de Inditex

Siguiendo los pasos del gigante textil, la del modisto ourensano Adolfo Domínguez fue otra de las firmas pioneras en establecerse en el país vecino. Lo hizo en la década de los 90. En la actualidad tiene 11 tiendas, mientras que sus sobrinas, Uxía y María Domínguez, que cuentan con una docena de establecimientos de Bimba y Lola, que llegan pisando fuerte y ya piensan en abrir una base por aquellos lares. 

Sonae, la referencia local

La ausencia de un rival local de buen tamaño facilitó el despliegue de tiendas de Inditex, que tomó la delantera al resto de multinacionales. El competidor luso más importante es el grupo Sonae. Sus tiendas Mo, low cost, están en pleno proceso de expansión por el país. También controla firmas como la española Losan y Salsa, además de otras enseñas con presencia internacional, como es el caso de Zippy, especializada en moda infantil, y Sport Zone, dedicada a la moda deportiva.Cortefiel,H&M o Primark están muy lejos de la facturación de Inditex en el mercado portugués.

 

 

Hemeroteca

Inditex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad