Inditex tendrá que renegociar los alquileres de las tiendas propiedad de Ortega

stop

La mayoría de los contratos vencerán entre este año y 2016

Tienda de Zara en A Coruña | EFE

02 de abril de 2014 (20:31 CET)

La mayoría de las tiendas de Inditex se encuentran alquiladas a terceros. No es un secreto que entre los arrendadores del grupo figura el propio Amancio Ortega, fundador del imperio textil y poseedor del 59,2% de las acciones del gigante de la moda a través de Gartler SL y Partler 2006 y dueño de numerosos inmuebles propiedad de su holding Pontegadea. Gran parte de estos contratos expirarán en menos de dos años.

Según está reflejado en el propio el informe anual de Inditex, “varias sociedades del grupo tienen arrendados locales comerciales cuya propiedad es ostentada por sociedades vinculadas al accionista de control. La mayor parte de los contratos de alquiler de dichos locales fueron firmados con anterioridad al año 1994 y su vencimiento se producirá entre 2014 y 2016”.

La 'macrotienda' de Serrano


Uno de los ejemplos más recientes de la actividad de Ortega como casero se encuentra en pleno centro de Madrid, en el número 23 de la calle Serrano. Está previsto que el próximo 4 de abril se inaugure allí una de las principales tiendas bandera de Zara. El establecimiento ocupará las seis plantas de todo el edificio y contará con un showroom en la última para los pases de las colecciones. El inmueble forma parte de la cartera de Pontegadea Inmobiliaria, sociedad que el empresario gallego fundó en 2002.

En 2012, Pontegadea incrementó su facturación un 28%, hasta los 164,7 millones de euros, y ganó 70,5, según las últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil. La facturación por arrendamientos se incrementó un 63%, hasta los 94,3 millones.

Modalidades de alquiler

Según explica la propia Inditex, los alquileres de las tiendas suelen satisfacerse mensualmente, si bien existen diversas modalidades de contrato. En ocasiones, el arrendador percibe una cantidad en base al porcentaje de ventas obtenidas en el local. También existe la posibilidad de pactar “rentas escalonadas” para “disminuir el flujo monetario de salida de caja durante los primeros años del uso del local comercial” o incluso carencias de pago mientras el establecimiento se está reformando y la tienda se prepara para ser abierta.

Al margen de lo que perciba como arrendador, está previsto que Ortega ingrese este año 894,4 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, frente a los 813,1 que percibió durante el ejercicio 2013.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad