Inditex sofoca en unas horas una protesta en la planta de Meco

stop

El comité de empresa anunció por la mañana un encierro el fin de semana, la dirección tomó un avión desde A Coruña a Madrid y, por la tarde, ya se había alcanzado un acuerdo

Centro logístico de Inditex en Arteixo y Pablo Isla

en A Coruña, 02 de julio de 2015 (21:06 CET)

Inditex ha resuelto en unas horas un amago de rebelión en su planta de Meco, ubicada en uno de los centros logísticos de la multinacional textil en Madrid. El comité de empresa anunció por la mañana un encierro de una decena de delegados sindicales durante el fin de semana. El motivo era que estaban asfixiados. El aire acondicionado de la planta no se conectaba por la noche, tardaba mucho en estar operativo por la mañana y los empleados trabajaban a temperaturas que alcanzaban los 30 grados.

El guante lanzado por los sindicatos fue rápidamente recogido por la dirección, que voló desde A Coruña a Madrid y acordó una reunión con el comité de empresa para solucionar el entuerto. El acuerdo llegó apenas unas horas después de la amenaza de encierro. Inditex conectará el aire acondicionado 24 horas al día, de manera que el espacio se refrescará por la noche y no será necesario esperar a que el sistema carbure (no empezaba a echar aire frío hasta las 10 de la mañana, según explica CC.OO.) para bajar la temperatura.

Si, pese a todo, se alcanzan los 27 grados en la planta, los trabajadores rotarán, de manera que no permanezcan los mismos operarios en los mismos puestos sufriendo durante horas las altas temperaturas.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad