Inditex se ríe de los bancos: aumenta su liquidez un 30% en un año

stop

NADIE LE TOSE AL GIGANTE TEXTIL

Zara es la principal enseña de Inditex

En A Coruña, 17 de septiembre de 2015 (00:32 CET)

Si una empresa tiene cash en España, esa es Inditex. El modelo de negocio propio de las grandes cadenas de distribución minorista, la gestión de su tesorería y el añadido del impacto cambiario favorable por la depreciación del euro llevan al grupo presidido por Pablo Isla a ser de nuevo líder en liquidez. Con un matiz que puede ser la envidia de cualquier director financiero: la matriz de Zara apenas tiene deuda bancaria, unos 11 millones de euros.

Inditex presentó unas cuentas que le han llevado a disparase en Bolsa, con un alza del 5,9%, tras haber ganado 1.116 millones en su primer semestre fiscal, un incremento del beneficio neto del 26%. Detrás de estos números descansa una "solidez", como el grupo la define, de su posición financiera que es digna de estudio. Al cierre del primer semestre, el grupo textil tenía en caja y equivalentes 4.117 millones de euros, con un crecimiento del 31,8% sobre los 3.122 millones que presentaba a en igual período del año pasado.

De récord

Inditex está abonada a los récords, y en este aspecto, el de su liquidez, vuelve a mostrar un músculo que es la envidia del sector. Su posición financiera neta, es decir, sumadas a su caja las inversiones financieras temporales y descontada la deuda, arroja un saldo de 4.354 millones de euros. El alza, en este sentido, es de un 29,1% sobre los registros que presentaba su balance en los primeros seis meses de 2014.

La deuda bancaria de Inditex, esos 11 millones entre corriente y no corriente, se ha incrementado apenas un millón de euros sobre el año pasado. Ridículo para una empresa que tiene unos activos de 16.359 millones. Para tener una referencia, frente a su deuda bancaria, el pasivo por impuestos diferidos se eleva a 232 millones.

Al cierre del semestre Inditex operaba 6.777 tiendas en 88 mercados, lo que demuestra su alcance global. La inversión ordinaria en el ejercicio 2015 se estima en torno a 1.350 millones, por debajo de la ejecutada en 2014, cuando compró emblemáticos inmuebles en Nueva York para su desembarco en el mercado norteamericano.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad