Inditex se prepara para la batalla por EEUU

stop

Refuerza su expansión tanto presencial como 'on line' en América, a la vez que el gigante asiático Uniqlo inicia un ambicioso proceso de crecimiento

Tienda de Zara en Nueva York

A Coruña, 09 de enero de 2015 (22:52 CET)

En Inditex no se da puntada sin hilo. El gigante textil ha inaugurado el 2015 con la adquisición de un nuevo espacio comercial en el Soho de Nueva York por 237 millones de euros. Albergará un nueva macro tienda de Zara que, a finales de año, contará ya con ocho en Manhattan y otras siete en el área metropolitana. Además está prevista la apertura de otros 12 establecimientos más en todo EEUU. Reforzar el desembarco en territorio estadounidense no es una cuestión baladí.

Los grandes de la moda, como el asiático Uniqlo, también tienen puesta la mirada en norteamérica.
EEUU aúna dos factores importantes. Es un mercado importante, pero no sólo de tipo presencial, también por la pujanza de las compras on line. El mismo Pablo Isla lo sabe. En sus últimas declaraciones, a raíz de la compra en el Soho, manifestó que el modelo de crecimiento norteamericano está basado tanto en la puesta en marcha de macrotiendas de referencia como la expansión del negocio a través de la red.

Mercado 'on line'

De hecho, tan sólo en EEUU, Inditex cuenta con dos centros logísticos especializados únicamente en pedidos on line. Uno en Bostón, inaugurado en septiembre de 2011, y otro en Los Ángeles, que funciona desde mayo del año pasado.

Zara inició su actividad comercial en Estados Unidos en 1989 con una tienda en Nueva York. Fue junto con París y Oporto una de las primeras plazas internacionales en las que se asentó la cadena.
El negocio on line llegó en 2011. Ya entonces, las grandes agencias de análisis destacaban la importancia que tendría este mercado para el grupo. No en vano, se trataba del mayor del mundo en venta on line de moda. Las estimaciones hechas entonces aseguraban que en cuatro años el grupo con sede en Arteixo podría alcanzar una facturación de 940 millones en Norte América, impulsado en gran parte por las ventas telemáticas. En 2013, las ventas sumadas en territorio americano representaron un 14% de la facturación total del grupo.

Uniqlo crece, pero no tan rápido

Pero en la pelea por el mercado americano Inditex cuenta con rivales de excepción. No sólo Gap, la tercera compañía de moda del mundo, también el gigante Uniqlo, que ha iniciado, al igual que la multinacional gallega, un ambicioso proyecto de expansión en suelo americano.

La textil japonesa quiere obtener una facturación de cerca de 10.000 millones de dólares (8.000 millones de euros) sólo en este mercado en 2020. En el mercado estadounidense cuenta con 39 establecimientos, aunque, al contrario que con Inditex el crecimiento no está siendo tan rápido como esperaba.

Los resultados del gigante asiático

Según refleja el portal modaes.es, el grupo explica que aunque las ventas han crecido en EEUU el crecimiento está siendo más pausado de lo esperado a causa "de los descuentos, el clima adverso y la baja penetración de las segundas marcas de Fast Retailing", la multinacional dueña de Uniqlo.

Con todo, la empresa de Tadashi Yanai ha registrado en el primer trimestre de su ejercicio fiscal (del 1 de septiembre al 30 de noviembre de 2014) un crecimiento en su beneficio del 63,9%, hasta 68,8 millones de yenes (487,3 millones de euros), mientras que las ventas del grupo se han situado en 479,5 millones de yenes (3.396,5 millones de euros), un 23,3% más que en el mismo periodo del año anterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad