Greenalia en su debut en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)
stop

Las cotizadas gallegas cierran un año dispar, con hundimientos de Inditex y Pharma Mar y con Greenalia liderando el MAB

en A Coruña, 29 de diciembre de 2018 (06:00 CET)

Ni Amancio Ortega está cerca de ser el hombre más acaudalado del mundo ni Inditex está lejos de Banco Santander como el mayor valor del IBEX. El año bursátil ha hecho estragos en la cotización de la multinacional gallega, que cerró la última sesión completa de 2018 con una capitalización ligeramente inferior a los 70.000 millones de euros, 30.000 millones menos que cuando comenzó el ejercicio.

El año de la compañía de Zara, marcado por tres caídas bruscas en febrero, agosto y diciembre, contrasta con el de Greenalia, la empresa de energía renovable que debutó hace un año en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y que elevó su capitalización casi un 200% este ejercicio, convirtiéndose en la cuarta mayor cotizada gallega al superar a Altia, la tecnológica de Tino Fernández, y situarse muy cerca de Pharma Mar.

La estabilización de Adolfo Domínguez, que vuelve a ejercer de cotizada tras años penando por el parqué, y la recuperación de Grupo San José, segunda mayor cotizada de Galicia tras el gigante textil de Amancio Ortega, fueron protagonistas de un curso tan convulso como dispar en la suerte de las empresas gallegas.

Qué fue de Amancio Ortega en la lista Forbes

En agosto de 2017, Amancio Ortega volvió a convertirse por unas horas en el hombre más rico del mundo, con una fortuna de 85.000 millones de dólares, según Forbes. El empresario entrará en el nuevo año como sexto patrimonio del mundo, valorado en 57.400 millones de dólares por la misma revista. ¿Qué ha sucedido? Básicamente, el deterioro del valor de su porcentaje en Inditex.

La multinacional pagó el nerviosismo que atraviesa todo el sector del retail con tres caídas importantes a lo largo del año, dos de ellas provocadas por informes negativos, de JP Morgan en febrero y de Morgan Stanley en agosto. La presentación de resultados y el posterior desplome en bolsa de Asos provocaron otro fuerte retroceso en diciembre. Pese a todo, los analistas, entre ellos Sabadell o RBC, ven a Inditex como un valor sólido frente a otros competidores, como H&M. En su último análisis, RBC le otorgaba un potencial de crecimiento del 30% para unos títulos que cerraron la sesión de este viernes intercambiándose a 22,39 euros.

La resurrección de Adolfo Domínguez y San José

Para Adolfo Domínguez y la constructora de Jacinto Rey, San José, el año acabará en positivo, no solo a nivel de revalorización, sino por volver a ser valores a tener en cuenta después de las crisis que arrastraron durante años. La textil, que todavía trata de recuperarse de prácticamente una década en números rojos, cerrará curso con una subida del 22%, aunque con una capitalización todavía muy baja, 60,2 millones. La de Altia o Greenalia, que cotizan en el MAB, es más del doble.

San José comenzó su escalada en bolsa en 2016, tras acordar con la banca la refinanciación de su deuda y entregarle su división inmobiliaria. En 2018, entregado ya al negocio tradicional de la construcción, ha logrado revalorizarse un 32%, acabando este viernes con una capitalización de 305,2 millones. Supera claramente a Pharma Mar como la segunda mayor empresa gallega en bolsa.

Pharma Mar o el caos

La farmacéutica participada por Sandra Ortega ha vivido uno de sus años más convulsos en bolsa, perdiendo más de la mitad de su capitalización. Semejante varapalo se explica por la negativa de la Comisión Europea a comercializar su antitumoral Aplidin, así como por el naufragio de otro fármaco, el Zepsyre para cáncer de ovarios, en los ensayos.

Estos dos golpes supusieron un fuerte retroceso de las acciones de Pharma Mar, con caídas que llegaron a superar el 30%. Sin embargo, en la recta final del año, el valor volvió a caer sin aparente motivo. Al menos, la compañía de José María Fernández de Sousa, hermano del expresidente de Pescanova, comunicó a la CNMV que no encontraba motivos para los fuertes descensos. La especulación con las acciones de una empresa de baja capitalización y en un sector muy volátil acabaron por hundir un poco más los títulos. Pharma Mar acaba el año con un valor en bolsa de 242 millones. Lo empezó con una capitalización de 552 millones.

Éxito en el MAB

Si en el continuo no hubo grandes alegrías, con la excepción del buen comportamiento de San José, en el MAB fueron todo sonrisas. Al menos para Altia, la tecnológica del presidente del Deportivo, y para la debutante Greenalia, que se convirtió en el primer valor del mercado y en la cotizada gallega con mayor revalorización del curso.

Greenalia tiene en marcha un plan estratégico que prevé una inversión superior a los 1.000 millones hasta 2023 para cuadruplicar su volumen de negocio y alcanzar los 1.000 megavatios de potencia renovable instalada entre solar, biomasa y eólica. Debutó en el MAB en diciembre del año pasado y a lo largo de 2018 el valor se revalorizó un 198%, hasta alcanzar los 156 millones de capitalización.

Mucho más modesta es la mejoría de Altia, un 15,3%. Sin embargo, es un paso importante para la tecnológica de Tino Fernández, pues sale del trance de 2017, cuando se estancó en bolsa y en sus registros financieros. En el primer semestre del año incrementó sus beneficios un 23% en un contexto complejo, en el que la dirección decidió no competir en precios para no estresar todavía más los márgenes. Tras cinco años de cotización, la empresa está prácticamente en manos de dos inversores: el fundador Tino Fernández, con un 80% del capital, y el magnate de origen indio Ram Bhavnani, con más de un 10%.

Además de Greenalia y Altia, en el MAB cotizan otras dos empresas gallegas de muy baja capitalización: Euroespes, que se depreció en 2018 un 23%; y Commcenter, que perdió un 13,6%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad