Inditex releva al director de Uterqüe dos años después de remodelar su cúpula

stop

Luis Maseres también abandona el cargo de presidente de la línea de complementos, que ocupará el histórico Ramón Reñón

Tienda de Uterqüe / EFE

12 de junio de 2013 (22:08 CET)

Inditex ha vuelto a acometer cambios en su cadena más joven y, por el momento, menos rentable: Uterqüe. Luis Maseres ha cesado en su cargo como director de la línea de complementos de alta gama tan sólo dos años después de haber llegado al puesto.

Además, según datos hechos públicos en el Registro Mercantil, el directivo también ha abandonado los cargos de presidente y consejero en las sociedades Uterqüe SA, Uterqüe España y Uterqüe Logística. En los tres casos ha sido sustituido por hombres de la casa. La presidencia ha recaído en manos de Ramón Reñón, director general adjunto al presidente. La vacante de Maseres como consejero ha sido ocupada por otro histórico: el secretario general, Antonio Abril Abadín.

Miembro de la alta dirección

No obstante, a nivel operativo lo más destacable es que Maseres deja de ser director de Uterqüe, un cargo que lo llevó a situarse entre los miembros de la alta dirección de la multinacional y por el que cobró, el pasado año, algo más de 670.000 euros.

Según apunta el portal modaes.es el nuevo encargado de reconducir la firma de complementos de alta gama es José Luis Rodríguez, otro directivo de confianza dentro de la textil que proviene de Massimo Dutti, como Maseres.

Renovación directiva

La remodelación directiva de Uterqüe es minimizada desde el grupo, que ve el relevo como un proceso que entra dentro de lo habitual en una multinacional de la envergadura de Inditex.

No obstante, en este caso el relevo de Maseres cobrá más relevancia, si cabe, porque hace dos años Uterqüe ya abordó un proceso de renovación de su cúpula directiva.

Relevo en 2011

Según publicaron varios medios especializados en aquel momento, de forma oficial, los relevos en la directiva de la cadena se debieron a que muchos directivos no quisieron desplazarse a Tordera (Barcelona), donde se ubica la gestión de la marca. Sin embargo, otras fuentes apuntaron a que la decisión vino motivada por la necesidad de darle un nuevo impulso al proyecto.

Maseres desembarcó entonces en Uterqüe para sustituir como director a Kostas Antimissaris, quien fue director de Inditex en Grecia.

En busca de la rentabilidad

Uterqüe es la cadena más joven del grupo gallego y también la más débil. Por el momento, es la única que todavía no es rentable. La línea de accesorios registró el pasado ejercicio un ebit negativo de ocho millones de euros, frente a los nueve de un año antes. Sus ventas se elevaron, no obstante, hasta los 74 millones de euros.

A finales del ejercicio de 2012, poseía 75 tiendas propias y 17 franquicias repartidas en 18 países.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad