Pablo Isla, presidente de Inditex | EFE
stop

El peso de las ventas de Zara en el grupo baja hasta el 65%, mientras que Pull&Bear logra el mayor avance y Zara Home, con más tiendas, se estanca

A Coruña, 13 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Pablo del Bado frente a Eva Cárdenas. Dos pesos pesados de Inditex, dos pata negra, que han visto cómo las cadenas que dirigen tienen este año un dispar desempeño, ese término tan recurrente en Arteixo para abordar la evolución del negocio. Del Bado (Pull&Bear) y Cárdenas (Zara Home) son las dos caras de la misma moneda, Inditex, un grupo que logra este año reducir su "Zaradependencia", logro que hay que atribuir al avance de las distintas marcas.

De las ocho cadenas del grupo, Zara sigue siendo la referencia, el buque insignia, pero esta primera mitad de año un poco menos. Esa "Zaradependencia", es decir, el peso de la enseña bandera sobre el total de las ventas, desciende hasta el 65,7%: unos 7.910 millones de euros sobre un total de 12.025 millones que ha facturado todo el grupo en los primeros seis meses. El año pasado, ese peso relativo de Zara llegaba al 66,2%. Desde hace cuatro años que el peso de Zara en el total del grupo no bajaba de ese listón.

El crecimiento de Pull&Bear

¿Y cómo están por dentro las cadenas? Pues a la vista de los resultados presentados este miércoles, la historia va por barrios. Pull&Bear, con Pablo del Bado al frente, se sitúa como la única cadena del grupo textil cuyas ventas avanzan a doble dígito. En concreto, la enseña de moda joven creció en ingresos un 11,2%, frente al 2,2% que firmó Zara, dirigida por Óscar Pérez Marcote.

Fueron en total 851 millones los facturados por Pull&Bear, con el mérito añadido de haberlo hecho sin nuevas aperturas. La cadena de Del Bado redujo un 0,9% las aperturas netas, hasta situarse en 969 establecimientos. Como contrapunto, Zara Home. La cadena de Eva Cárdenas estanca sus ingresos, que clavan los alcanzados en el primer semestre de 2017. Exactamente, 383 millones de euros.

Las aperturas de Zara Home

La enseña de hogar del grupo de moda fue en la primera mitad del año, paradójicamente, una de las que más avanzó en cuanto a aperturas netas. Zara Home elevó su número de tiendas un 4,2%, hasta los 593 establecimientos. Su crecimiento en el número de tiendas solo fue  superado por Uterqüe, con un avance del 9,6% para una de las cadenas más jóvenes del grupo, dirigida por José Luis Rodríguez Moreno. En el caso de Zara Home, de acuerdo con estos datos, más tiendas no llevan aparejado mayor crecimiento de las ventas.

Cuatro cadenas de Inditex redujeron sus aperturas: a Pull&Bear se unen Massimo Dutti (caída del 1%), Bershka (otro 0,4% menos) y Stradivarius (retroceso del 0,7%). En gran medida, esta evolución tiene mucho que ver con el reagrupamiento de espacios comerciales, dentro de ese proceso de optimización que promueve Pablo Isla. En ventas, detrás de los avances de Pull&Bear, las líneas que más aumentaron sus ingresos en este primer semestre fueron Oysho (7%), Stradivarius (3,9%) y Berskha (2,8%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad