El comité de empresa europeo de Inditex tendrá miembros de 22 países diferentes y dará cobertura a 130.150 empleados

Inditex pactará con el comité europeo su política de deslocalizaciones

España, Italia, Portugal, Francia y Alemania mandan en el comité europeo de Inditex, que cuenta con 25 miembros de 22 nacionalidades

 

Veinticinco miembros de 22 países diferentes. Así es el flamante comité de empresa europeo de Inditex, que comienza a tomar forma tras el registro por parte de la Dirección General de Trabajo, del Ministerio de Empleo, del acuerdo de creación firmado entre la dirección del grupo textil y los representantes de los trabajadores, un hito logrado el pasado mes de septiembre y durante años reclamado. Son muchos aspectos los que abordará Inditex con los representantes de los trabajadores europeos, siempre que sean asuntos transnacionales, con especial mención a la política de deslocalizaciones y cambios organizativos y de producción.

El acuerdo por el que se crea este comité tendrá una vigencia de cuatro años, y en su seno mandan países como España, Italia, Portugal, Francia y Alemania, en función de una calculada representación y peso pactados entre Inditex y los trabajadores para dar cobertura a nada menos que 130.150 empleados en Europa, contando con los prácticamente 48.000 trabajadores que tiene el grupo en España.

Los países con mayor peso

De esas 22 nacionalidades presentes en el comité europeo sobresalen los seis miembros que tendrá de origen español. Es el país con más peso. Alemania, Francia, Portugal, Italia y la suma de Reino Unido e Irlanda contarán cada uno con dos miembros.

A este selecto grupo, que corresponde con los países en los que la compañía tiene un mayor contingente laboral, le siguen plazas como Austria, Bélgica, Grecia, Polonia, Rumanía y Suecia, cada una de ellas con un miembro en el comité. Además de Reino Unido e Irlanda, el grupo textil ha optado por agrupar otros países en el seno del comité. Es el caso de Bulgaria, Croacia, Hungría. Eslovaquia y República Checa, que contarán con un solo miembro, al igual que Dinamarca y Finlandia, y Holanda y Luxemburgo.

Una cumbre anual de tres días

¿Y cómo se ha llegado a ese reparto por países? Pues el acuerdo establece un sistema de representación: los países que cuentan con al menos el 1% de la plantilla total de todos los incluidos en el acuerdo tienen derecho a un representante. Aquellos países cuyo número de empleados representa al menos un 5 % de la plantilla total tienen derecho a representantes adicionales según una ponderación específica. Esa tabla de proporcionalidad es lo que concede a España seis miembros. Y todos los países que no llegan a ese 1% de representación han sido agrupados. El acuerdo afecta a  la Unión Europea y en los países del Espacio Económico Europeo.

La dinámica de trabajo establece que el comité europeo se reunirá de forma ordinaria al menos una vez al año con la dirección del grupo. Pero no será una cita cualquiera. Cada reunión plenaria tendrá, con carácter general, una duración de tres días "sin perjuicio de otra duración en función del orden del día y sin contar el tiempo de desplazamiento", según reza el acuerdo. Las decisiones del comité de empresa se adoptarán por la mayoría de los votos de sus miembros.

Un comité restringido

Pero habrá un sanedrín al margen de ese comité de 25 miembros. Será un comité restringido, elegido por votación secreta de los miembros del comité, y estará compuesto por cinco miembros. El presidente y el secretario del comité de empresa también lo serán de este grupo restringido, que mantendrá tres reuniones ordinarias al año con la dirección del grupo.

Asuntos de todo tipo serán los que aborde el comité europeo de Inditex, siempre y cuando tengan un carácter transnacional. El acuerdo establece que se podrán analizar y debatir "cambios en el accionariado, evolución probable de las actividades de producción, de las ventas y del negocio, modificaciones en la organización, en particular la introducción de nuevas áreas de trabajo, y nuevos procedimientos de producción que puedan tener un impacto significativo", por ejemplo.

Cierres y deslocalizaciones

Otros dos asuntos relevantes a abordar con el comité, además de los cambios organizativos en Europa: "La reducción del tamaño o cierre de empresas o de filiales y los eventuales despidos colectivos que afecten al menos a dos Estados miembros" serán abordaros en el seno del comité.

También analizará "los traslados de producción y deslocalización de sucursales, almacenes u otras áreas de trabajo dentro o fuera de la UE", dice el acuerdo firmado. El flamante comité europeo de Inditex no sustituye a las estructuras de representación de trabajadores existentes en cada uno de los países en los que está presente. La vieja aspiración sindical que escuchaba Pablo Isla en cada junta general por parte de los sindicatos se ha cumplido. Ahora queda por comprobar la operatividad del nuevo comité europeo.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad