Trabajadores de la logística de Zara, la cadena del grupo Inditex / Archivo ED.

Inditex mantiene la actividad con ‘servicios mínimos’ en sus almacenes

La multinacional rechaza la propuesta de los sindicatos de cerrar los centros logísticos, pero reduce al mínimo el personal en las instalaciones

La dirección de Inditex ha mantenido este lunes una serie de encuentros con representantes de los trabajadores de los distintos centros logísticos que despliega en España. Desde la pasada semana, los sindicatos han instado a la multinacional a clausurar estos almacenes, que distribuyen la ropa de la compañía alrededor del mundo. El temor a los posibles contagios por coronavirus en centros que ocupan a miles de empleados desencadenó la demanda de los trabajadores, que hablan también de un descenso abrupto en la carga de trabajo tras el cierre de las tiendas.

La multinacional de Amancio Ortega ha descartado bajar la persiana de estas instalaciones, que se encargan de los pedidos online y abastecen a los establecimientos que continúan abiertos en mercados internacionales. Según explica la CIG, la dirección alega que “la ropa tiene que salir, si no sería una catástrofe económica para Inditex”. La compañía, consultada por este medio, no ha dado su versión, algo habitual en todas las negociaciones que mantiene con su plantilla.

Servicios mínimos y dos ERTE

A pesar de mantener la actividad, el grupo textil ha decidido reducir al mínimo el personal que opera en los centros logísticos con un paquete de medidas para favorecer los descansos y reducir el tiempo en el centro de trabajo. En Arteixo, sede de la multinacional y principal armario de Zara, las jornadas de mañana y tarde se reducen a 3 horas y 45 minutos –con excepción del lunes-- y se fijan libranzas nuevas: la mitad de la plantilla descansará el jueves y la otra mitad el miércoles y el viernes en semanas alternativas. En el turno de noche, también se reduce la jornada a 3,45 horas con excepción de los domingos, que continuarán con jornadas de 8 horas.

La compañía ofrecerá un servicio de picnic para las jornadas completas mientras que los comedores de Arteixo permanecerán cerrados y, según fuentes sindicales, aplicarán un ERTE, sin que hayan trascendido los datos. También está previsto, según las mismas fuentes, un ERTE en el servicio de tintorería industrial de Inditex que gestiona Top Wash.

Cierre de comedores y vestuarios

En Madrid, otro de los grandes centros logísticos de Zara en Meco, también se han tomado medidas de reducción de jornada a 3 horas y 45 minutos y la clausura de comedores y vestuarios para que la plantilla se marche directamente del centro de trabajo a casa. “Estas medidas no se sabe hasta cuándo van a durar y posiblemente mañana, después del Consejo de Ministros, pueden cambiar”, aseguran en CCOO. Sindicatos como el SLTM pidieron realizar acciones de presión como paros en demanda de que se cierre la nave, aunque no fueron secundados por el comité, que sí que mantiene la petición de clausurar las instalaciones.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad