Inditex inició el año con 180 millones pendientes de cobrar de tarjetas

stop

BALANCE

Pablo Isla, presidente de Inditex

A Coruña, 05 de mayo de 2015 (02:27 CET)

Inditex es un gigante bien engrasado, de los mejores de España y del mundo. Cada año marca récord de beneficios e ingresos y, también en cada ejercicio, su endeudamiento en prácticamente nulo. El gigante de Amancio Ortega, no obstante, también tiene deudores. A principio de año acumulaba impagos por valor de 861,8 millones de euros.

La mayoría de ellos son deudas que se deben a la existencia de períodos de pago amplios, aunque sirven para hacer otra foto fija de la magnitud de la textil.

Según su memoria anual de resultados, a 31 de enero de 2015, los deudores de Inditex sumaban 861,8 millones impagados, frente a los 815,2 del ejercicio anterior, casi un 6% más.

Administraciones y franquicias

De esta cantidad, casi la mitad, 406,4 millones son impagos procedentes de las administraciones públicas. Estos, según Inditex, "se corresponden a importes relacionados con el IVA y otros impuestos y tasas generadas por cada sociedad del grupo en el país en el que opera".

También existían a principio de año, en el capítulo de deudores, algunos que derivaban de la venta de material a sus franquicias, con las que opera en algunos países donde su implantación es más complicada, como por ejemplo Venezuela. "En algunos países, las operaciones de venta a los titulares de dichas franquicias se realizan de acuerdo a unos plazos acordados de cobro", indica la multinacional. La deuda a 31 de enero era de 176,7 millones.

Incentivos de alquiler

Pero hay un dato más que traza un retrato de la magnitud de Inditex. A principios de este año, cuando el grupo cierra su ejercicio fiscal, acumulaba "saldos por cobros con tarjetas de débito o crédito pendientes de abonar" de 182,4 millones de euros, frente a los 145,9 millones de enero de 2014.

En su balance, Inditex también tiene en cuenta a los denominados "deudores corrientes". Este apartado incluye "conceptos tales como importes pendientes de recibir de promotores comerciales en concepto de incentivos de alquiler". Y es que Inditex recibe facilidades por parte de las grandes superficies para implantarse en ellas. La deuda ascendía a 96 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad