Protesta en la tienda de Lefties del centro comercial Marineda City en A Coruña / CIG

Inditex firma la paz en las tiendas Lefties de A Coruña

stop

La multinacional de Amancio Ortega pone en marcha medidas para reducir la carga de trabajo del personal de Lefties, que acusó a Inditex de “explotación”

en A Coruña, 09 de noviembre de 2018 (14:04 CET)

Las trabajadoras de las tiendas de Lefties, la cadena low cost de Inditex, comenzaron a movilizarse en septiembre en A Coruña después de mucho tiempo demandando a la multinacional de Amancio Ortega que mitigara la carga de trabajo que soportan. Los resultados de los estudios psicosociales, que según el sindicato CIG detectaron el aumento de la presión sobre las empleadas, y la respuesta de la compañía, instalando cajas de autocobro en los establecimientos, acabó provocando las protestas del personal en las tres tiendas de la cadena, en Santiago (As Cancelas), A Coruña (Marineda City) y Ferrol (Odeón).

Pasado un mes, Inditex firma la paz con las trabajadoras. Lefties pondrá en marcha una serie de medidas temporales para solucionar los problemas derivados del exceso de carga de trabajo y realizará estudios psicosociales para, a partir de los resultados, implantar medidas definitivas.

Contratación de trabajadoras

Según explica la delegada de CIG en Zara, Carmiña Naveiro, el acuerdo alcanzado con la multinacional incluye el aumento de plantilla en los tres establecimientos. En el caso del centro comercial Marineda City, la empresa ya contrató a tres personas más, con jornadas de 35 horas a la semana, en turno de tarde y ocho personas, por ocho horas los sábados.

En As Cancelas, en Santiago, contrató a cuatro personas, 35 horas a la semana, en turno de tarde; y en Ferrol, a tres personas más también por 35 horas a la semana en turno de tarde.

Control del stock

Junto a esto, la empresa se ha comprometido a recuperar el acuerdo de 2017 para la llegada de los camiones con la mercancía, facilitando así a las trabajadoras la descarga y aligerando la carga de trabajo que denunciaban.

Además la empresa llevará un control más exhaustivo del stock de la mercancía a recibir en las tiendas y aportará informes en la siguiente reunión. Naveiro explicó que todas estas medidas son temporales y que están pendientes de que se realicen las evaluaciones de riesgos psicosociales ya que, en función de sus resultados, se acordarán las definitivas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad