Inditex estornuda en España

stop

“Caer solo en cuatro puntos en un mercado como el español es todo un milagro”, apuntan desde el sector textil

Nueva tienda de Zara en Rusia

14 de marzo de 2013 (01:00 CET)

Inditex puede con todo, menos con España. La multinacional fundada por Amancio Ortega ha vuelto a desafiar a la crisis con un aumento del 22% en el beneficio de su año fiscal 2012-2013. Las cifras se las debe a su fuerte empuje en el mercado exterior. El desglose de sus datos revela un pequeño traspiés en el mercado nacional, donde el gigante redujo sus ventas del 25% al 21%.

La tendencia a la baja en España no se notó en los beneficios de la compañía, gracias al bien comportamiento en el extranjero. Asia elevó su peso en la facturación de un 18% a un 20%, y América del 12% al 14%. Europa (excluyendo a España) se mantuvo en un 45%.

“Algo esperado”

En rueda de prensa, el presidente de Inditex, Pablo Isla, confesó que la bajada en España era “algo esperado”. “La caída de venta en el mercado español forma parte de la evolución natural de una compañía global, en la que es lógico que vayan ganando peso otros mercados”, dijo Isla.

Pero concedió, que la crisis es especialmente dura en el país. “España sigue en una situación difícil”. “Tenemos que ser conscientes de que estamos en un momento difícil y no nos podemos relajar nadie, ni el Gobierno ni las empresas”, declaró.

“No vende nadie, ni Inditex”

Pero, si hasta Inditex tiene un resbalón con el mercado español, ¿en qué situación está realmente el resto del sector? Voces autorizadas dentro del mundo textil aseguran que los datos de Inditex son fiel reflejo de la realidad. “Hasta Inditex tienen problemas para poder vender en España”, aseguran.

Ángel Asensio, presidente de la Federación Española de Empresas de Confección (Fedecon) asegura que “los datos de Inditex son una radiografía de la realidad. En España no hay consumo. No lo hay para nadie, seas quien seas”.

“Milagro”


Asensio explica que la internacionalización es un recurso útil pero “sólo para aquellas empresas que comenzaron sus planes de expansión en la época de bonanza”. En su opinión, “ahora es imposible pedir a una compañía que empiece a salir fuera, eso conlleva importantes gastos en planificación y en inversión”. “No hay otra salida que reactivar el consumo”, asegura, la vez que recuerda que el textil, tanto en comercio como el confección lleva cinco años viendo como sus cifras de empleo caen en picado.

Manuel Lores, el secretario de la Federación Textil de CCOO en Galicia es meridiano en su análisis. “Sí sus ventas en España sólo descendieron un 5% estamos ante un milagro, ante algo que sólo Inditex puede hacer, porque estamos hablando de bajadas medias de un 20%”, comenta.

Convenio del textil

Lores recuerda como la caída de las ventas en el textil ha hecho que la mayoría de las grandes empresas del país hayan abordado algún tipo de regulación en sus plantillas. “Todos lo han hecho pero, sobre todo, han recortado brutalmente la contratación eventual. Se han destruido cientos de miles de empleos que no se contabilizan. También lo ha hecho Inditex, que no ha rebajado su plantilla, pero sí que ha acometido reducciones de este tipo”, comenta.

En opinión del sindicalista, la crisis del textil español tiene su reflejo en el “enrocamiento” por parte de la patronal en las negociaciones para sacar adelante el convenio colectivo de la confección. “Están esperando a que en julio acabe la vigencia del convenio y lo perdamos, quedando únicamente con la aplicación directa del estatuto de los trabajadores”, se queja Lores.

Desconfianza de los analistas

Inditex pinchó el año pasado en España, como todos, aunque sus cifras globales son impresionantes. A pesar de esta circunstancia, en esta ocasión, inversores y analistas fueron más duros de lo habitual con la textil. Sus acciones cayeron este miércoles un 2,6% en bolsa, a pesar del beneficio global en los resultados de 2.361 millones de euros. Los analistas de los mercados, como Renta 4, indicaron que no estaban “satisfechos” debido al freno experimentado el último trimestre del año pasado.

La firma de inversión estadounidense Citigroup, que tiene a Inditex entre sus valores preferidos, asegura que los logros que podrían debilitar al gigante se centran en un cambio en los patrones de los consumidores. A la vez, también alerta de que el nuevo formato de tiendas que ha puesto en marcha la textil durante el pasado año podría “llegar a ser menos exitoso”.

De momento, por si acaso, Inditex abrirá 480 tiendas este ejercicio. Ninguna de ellas en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad