Inditex esquiva la protesta de los trabajadores de su zapatería y se abre a negociar

stop

La plantilla de Tempe desconvoca la protesta que había anunciado para este viernes delante de una tienda de Zara

Pablo Isla, presidente de Inditex

A Coruña, 15 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Es muy poco habitual ver una manifestación de trabajadores de Inditex. Mañana viernes estaba prevista una, la de los empleados del centro logístico de Tempe, en Elche. Se han levantando contra la multinacional presidida por Pablo Isla debido a su negativa a negociar con la factoría una serie de mejoras laborales y salariales al margen del convenio como el resto de armarios del grupo.

A pesar de que Comisiones Obreras anunció esta semana mediante una rueda de prensa la convocatoria de una manifestación delante de un establecimiento de Zara en Alicante, este jueves, la protesta quedó desconvocada. Así lo han confirmado fuentes del sindicato a la plantilla, que explican que la dirección del centro ha ofrecido una reunión extraordinaria el próximo día 18 para tratar de llegar a un acuerdo con respecto a la negociación de este año.

Debido a la oferta de la empresa de negociar, CCOO ha decidido desconvocar, por lo menos de momento, la protesta que tendría lugar este viernes.

¿Pacto de mejora salarial en Tempe?

Las conversaciones entre los representantes de los trabajadores de Tempe y la dirección del centro se suceden desde principio de año, pero hasta ahora no se ha llegado a ningun acuerdo. No obstante, en este tiempo se ha cerrado el pacto de mejoras salariales y laborales del centro de Bershka, en Tordera, donde se ha acordado una subida de sueldo de más de un 10% repartida en tres años, además de, entre otras cosas, la construcción de un comedor para los empleados.

"Lamentablemente, Tempe no podrá disfrutar de ventajas similares a las de sus compañeros de Cataluña. Pese a que la planta de Alicante acumula beneficios que superan con creces a los de otras compañías de Inditex, su plantilla carece de un pacto de empresa que le permita mejorar las condiciones laborales y salariales que contempla el convenio del calzado que se les aplica", indicaban esta semana desde CCOO.

El pasado año, Tempe batió su propio récord, al facturar 963 millones de euros, un 6,5% más que las ventas sumadas en 2013, cuando llegó a los 904,4 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad