Inditex entra en política para oponerse al 'Brexit' 

stop

"Una Europa sin Reino Unido sería más débil, igual que el propio Reino Unido sería más débil fuera de Europa", dice la carta firmada por Pablo Isla junto a directivos de las 50 mayores industrias europeas 

Pablo Isla, presidente de Inditex

en A Coruña, 31 de mayo de 2016 (10:47 CET)

La gran industria mueve ficha ante la proximidad del referendum en el que el Reino Unido decidirá su continuidad en la Unión Europea, que se celebrará el próximo 23 de junio. La Mesa Redonda Industrial (ERT por sus siglas en inglés), el foro que reúne a las 51 mayores empresas industriales y tecnológicas del viejo continente, se ha posicionado en contra del 'Brexit' a través de una carta abierta que firma, entre otros, Pablo Isla, el presidente de Inditex.

"Respetando la decisión de los británicos, creemos que una Europa sin Reino Unido sería más débil, igual que el propio Reino Unido sería más débil fuera de Europa", dicen los miembros de ERT, que además de la multinacional gallega, cuenta en sus filas con otras dos empresas españolas, Iberdrola y Telefónica, representadas por Ignacio Sánchez Galán y José María Álvarez-Pallete.

"Una alteración del mercado único y de las reglas que gobiernan a los Veintiocho reduciría, no impulsaría, nuestra prosperidad", señalan los empresarios, que destacan la importancia de una Europa unida en la creación de empleo y la atracción de inversiones.

Mejorar la UE en lugar de abandonar la UE

La defensa del proceso de integración europea convive en la misiva con la constatación de la necesidad de mejorar la UE. "El trabajo no está terminado", dicen, aludiendo a la crisis de los refugiados y a la cooperación contra el terrorismo como retos urgentes.

"Europa también necesita un mercado energético eficiente e integrado para garantizar el suministro de energía y bajar las emisiones a la vez que garantiza que sigue siendo competitiva para que sus ciudadanos puedan tener éxito en el mercado laboral", añaden.

"Como líderes de algunas de las mayores empresas de Europa, pedimos una renovada confianza en la UE como primer paso para abordar nuestros retos compartidos", apostillan los empresarios, quienes consideran que sólo un enfoque conjunto a estos problemas comunes podrá lograr los necesarios cambios para mejorar las condiciones de vida y trabajo de los europeos, especialmente en el caso de los jóvenes y las generaciones futuras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad