Pablo Isla, presidente de Inditex.

Inditex: ERTE para 25.000 personas si la cuarentena dura más de un mes

La compañía no activará ningún ajuste en sus almacenes, pero sí aplicará un ERTE a 25.000 empleados de tiendas si estas siguen cerradas tras el 15 de abril

Inditex, el gigante textil de Amancio Ortega, da marcha atrás. La compañía ha decidido dejar aparcado, al menos hasta el 15 de abril, la intención de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) en sus tiendas y almacenes en España.  No obstante, si en esa fecha los establecimientos comerciales continúan cerrados, el ajuste podría impactar sobre 25.000 trabajadores de este segmento del negocio.

En cualquier caso, la firma presidida por Pablo Isla se ha comprometido a que sus empleados continuarán percibiendo el 100% de su salario fijo "en la primera etapa de la crisis del Covid-19". En el caso de los almacenes, la compañía asumirá con sus propios recursos cualquier suspensión temporal. El personal de la sede central de Arteixo también se libra de posibles recortes. Con respecto a las tiendas, la empresa está dispuesta a asumir la diferencia entre el sueldo fijo de la plantilla y la cantidad que perciban por parte del Estado.

Para los sindicatos, se trata de una medida 'con la que Inditex gana tiempo'. Y es que, a última hora del jueves, la firma de Amancio Ortega aseguraba a la Agencia Efe que la semana que viene presentará "de forma preventiva" la solicitud para aplicar el ERTE sobre los trabajadores de tienda. Este, insiste, solo se realizará si el estado de alarma se prolonga más allá de un mes (15 de abril).

¿ERTE a 25.000 personas?

Así las cosas, la posibilidad de que la multinacional con sede en Arteixo acabe aplicando un ERTE para parte del personal de sus establecimientos a partir de la segunda mitad de abril gana peso, teniendo en cuenta que la cuarentena en la que está inmersa el país tiene visos de prolongarse más allá de los 15 días iniciales fijados por el Gobierno. El Ejecutivo tiene la potestad de aplicar unha prórroga sobre el decreto de estado de alarma, cosa que se da por hecha ya en otros territorios, como es el caso de Italia.

En la jornada de este miércoles, Inditex presentó los resultados correspondientes al ejercicio 2019. Como es habitual, batió récord: unos ingresos de 28.286 millones y unas ganancias de 3.639 millones, un 6% más. Explicó Isla en su conferencia con los analistas que, ante la crisis del Covid-19, el objetivo principal de la empresa era el de mantener todo el empleo. Estudiaría, para eso, todas las opciones que el Gobierno había puesto sobre la mesa a las empresas, entre ellas, el ERTE exprés.

Salario fijo garantizado

Tan solo unas horas después, los sindicatos anunciaban que la compañía había propuesto, de manera informal, llevar a cabo una serie de ERTEs tanto en las 13 plataformas logísticas que tiene en España como en las tiendas. La textil garantizaba a los trabajadores que seguirían percibiendo el 100% de su salario fijo, ya que estaba dispuesta a completar la cantidad que faltase, teniendo en cuenta que el subsidio estatal les daría a los empleados un 70% de su sueldo. 

Aunque la empresa nunca llegó a confirmarlo, los ERTEs inicialmente planteados podrían llegar a afectar a cerca de 40.000 empleados. Era la cifra que barajaba la parte social del grupo, que indicaba que un porcentaje de los trabajadores afectados que ya están actualmente sin ir a trabajar se mantendría en sus casas, mientras que otros verían cómo se les aplicaba una reducción de jornada. 

Críticas de los sindicatos

La noticia no fue del agrado de los sindicatos. Principalmente porque los trabajadores de la textil, especialmente en los centros logísticos, perciben una serie de complementos y dietas que incrementan su sueldo fijo. Por otro lado, Comisiones Obreras indicaba en un comunicado enviado a medios este jueves que, dada su buena salud financiera, la compañía podía asumir el coste de su plantilla sin tener que recurrir al ERTE "de fuerza mayor", planteado por el Ejecutivo central ante la crisis del coronavirus.

No obstante, a última hora de la jornada, la federación de Industria del sindicato CCOO manifestaba su satisfacción por la decisión de Inditex de recular en sus pretensiones con los almacenes, que continúan funcionando a pesar de la pandemia. "El grupo nos ha comunicado que asumirá con sus recursos financieros todo el coste de las suspensiones temporales para todo el personal", apuntaba, para, a continuación, solicitar que se extremen las medidas para evitar contagios.

Aluvión de ajuste de empleo en la moda

En los últimos días, la mayoría de las grandes enseñas de moda que operan en España han anunciado su intención de acogerse a ERTEs de fuerza mayor. Solo entre Bimba y Lola y Adolfo Domínguez, casi 1.600 personas se irán a sus casas de forma temporal. La sueca H&M también indicaba este jueves que aplicará un ajuste que afectará tanto a los trabajadores de tienda de toda España como al personal de su centro logístico en Torrejón de Ardoz (Madrid), algo más de 6.000 personas en total

Queda ahora por saber qué ocurrirá finalmente con los empleados de las tiendas de Inditex en España y si será necesario que el grupo con sede en Arteixo aplique, pasado el 15 de abril, un ERTE que afectará a 25.000 personas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad