Tienda de Zara

Inditex anuncia cambios de condiciones laborales en todas sus cadenas

La multinacional comunica a los trabajadores que aplicará “medidas de flexibilidad” para garantizar el empleo ante la transformación digital de las tiendas

Inditex ha comunicado a los sindicatos que inicia el proceso para una modificación sustancial en las condiciones de trabajo en las tiendas de las nueve cadenas del grupo, una red conformada en España por más de 1.500 establecimientos.

La multinacional de Amancio Ortega justifica la medida para “aplicar medidas de flexibilidad interna que permitan garantizar el empleo estable en las tiendas en España que se vean afectadas por los procesos previstos en el Plan de transformación digital-Horizonte 2022”.

El grupo de Zara anunció en junio un plan de “absorciones” para sustituir establecimientos antiguos, que cerrarán sus puertas, por otros más “grandes, ecoeficientes, digitalizados y sostenibles”. La medida prevé clausurar 300 locales en España y 1.200 en toda su red hasta 2022.

Alternativas a los despidos

Recientemente, la compañía anunció un acuerdo con CCOO y UGT para evitar que estos cierres acarreen despidos en la plantilla. Inditex se comprometió a ofrecer traslados a un máximo de 25 kilómetros en la misma cadena o en otra del grupo, y también en los centros logísticos si fuera necesario. A aquellas personas que decidan no aceptar la propuesta de traslado, se les reconocerá automáticamente la indemnización equivalente a un despido improcedente.

Pasadas dos semanas desde que se hiciera público el preacuerdo, la multinacional gallega abre nuevamente negociaciones con los representantes de la plantilla, aparentemente para avanzar en el cierre de establecimientos y en la reubicación de personal, aunque no aclara hasta este punto en su comunicación a los sindicatos.

Sí que alude Inditex a los artículos 40 y 41 del Estatuto de los Trabajadores, que regulan, precisamente, la movilidad geográfica de trabajadores y la modificación de las condiciones de trabajo.

El grupo activó un potente plan de 2.700 millones de inversión a tres años para responder ante el Covid-19 acelerando su proceso de digitalización. La hoja de ruta va de la mano con la transformación de la red de tiendas, un proceso que lleva años en marcha a través de la reforma o la absorción de los establecimientos más antiguos en tiendas más grandes, digitalizadas y eficientes en su consumo energético.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad