Inditex adelanta la llegada de los brotes verdes al mercado español

stop

Isla pronostica que la textil aumentará ventas en España, donde cayó en casi cinco puntos el primer semestre

Tienda de Zara en A Coruña | EFE

11 de diciembre de 2013 (20:18 CET)

Que Inditex estornude es indicador claro de que el resto de empresas del textil tienen ya un resfriado de aúpa. Pero, de igual manera, que el imperio de Amancio Ortega note síntomas de recuperación en el mercado español es un signo de alivio considerable para el resto del sector. “Es el espejo en el que todos nos miramos”, explica Borja Oria, el presidente de Acotex, la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos.

Este miércoles, el presidente de Inditex, Pablo Isla, dio una noticia alentadora. En la presentación de los resultados del grupo correspondientes al tercer trimestre del año, el ejecutivo aseguró que los indicadores económicos recientes confirman la recuperación de España.

Evolución positiva en España

El presidente de la primera compañía gallega aseguró que las ventas de la firma en el país serán positivas en el segundo semestre de su ejercicio fiscal 2013-2014, que finalizará en febrero. “En septiembre mencioné que veía síntomas de recuperación en la economía española. Hoy podemos decir que se confirman esos signos de recuperación y que nuestras ventas en España están teniendo una evolución positiva en el segundo semestre”, afirmó en una conferencia ante analistas con motivo de la presentación de resultados.

En la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) correspondiente al tercer trimestre del año, Inditex no desglosa sus resultados por mercados. Se limita a señalar que en los nueve primeros meses del ejercicio 2013, la multinacional registró un beneficio neto de 1.674 millones de euros, lo que supone un aumento de un 1% con respecto al mismo período del ejercicio anterior. Las ventas se situaron en 11.925 millones de euros, con un crecimiento de un 5%. Excluido el efecto del tipo de cambio, habrían llegado a un crecimiento de un 8%.

El freno en la facturación va acompañado, en este caso, de un pequeño deterioro en los márgenes. El beneficio bruto de explotación (ebitda) fue de 2.776 millones de euros, dos menos que los registrados en el mismo período del año pasado. El resultado de explotación (ebit) también decreció. Se situó en 2.148 millones de euros frente a los 2.185 del tercer trimestre de 2012.

¿Recuperación?

Pero, ¿qué ha pasado en el mercado español? Isla no da datos, pero asegura que a lo largo de este segundo semestre las ventas crecerán. Algo que ya apuntaban en días pasados diversos analistas y medios de referencia, como el Financial Times.

El 2013 no está siendo un año brillante para Inditex, aunque no se puede decir que sea malo, debido a las magnitudes estratosféricas con las que juega y al saneamiento de la textil de Amancio Ortega. Entre febrero y julio, período correspondiente al primer semestre fiscal, sus ventas en España cayeron un 4,4% y facturó 1.585 millones en el mercado nacional. En el conjunto de 2012 –uno de sus ejercicios más espectaculares en cuanto a resultados-- las ventas nacionales experimentaron un caída del 5,45%.

El sector, detrás de Inditex


Por ello, el anuncio de Isla de la recuperación en el mercado español es tan importante. En el sector creen que es un indicador positivo, no sólo para la firma gallega, sino para todos. Las perspectivas para este fin de año son esperanzadoras.

Somos relativamente positivos con la campaña de navidad. El año pasado contábamos con el efecto psicológico de la subida del IVA, con la desaparición de las pagas extras y con una situación macroeconómica muy negativa, en la que se hablaba continuamente del rescate. Creemos que en esta campaña se pueden conseguir unas subidas de entre el 2% y el 4%”, indica Oria.

De momento, y a pesar del retroceso en las ventas, Inditex ha creado 800 puestos de trabajo en España este año. Eso sí, fuera de ella ha generado 7.200 más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad