En la imagen, un concesionario de vehículos de Valladolid. EFE/Nacho Gallego

Indicadores que señalan una crisis del automóvil en Cataluña

stop

La patronal de concesionarios reconoce que los pedidos se desplomaron hasta un -30% tras el 1-O

Barcelona, 14 de noviembre de 2017 (17:35 CET)

Los pedidos de vehículos en los concesionarios de Cataluña cayeron entre el -25% y el -30% durante octubre por la incertidumbre política que causó la crisis soberanista, según la patronal del sector. La tendencia a la baja se mantiene en noviembre y contagia también al número de visitas a los puntos de venta, según Gerardo Pérez, residente de Faconauto.

Pérez advirtió de que la situación política afecta al mercado automovilístico en Cataluña durante el 32 encuentro de automoción de IESE. El evento reúne durante dos días en la capital catalana a directivos, profesionales y académicos de la industria del automóvil.

"El cliente necesita certidumbre para visitar los concesionarios y decidirse por la compra de un vehículo, un producto que tiene un precio medio de 22.000 euros", subrayó el presidente de la patronal de los concesionarios.

Pérez aseguró que la reducción importante de las visitas a los concesionarios en Cataluña se empezó a notar a raíz del 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum independentista suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

Cifras definitivas

El sector confía en que en las próximas semanas el mercado vuelva a la normalidad y se recuperen las visitas a los concesionarios y los pedidos. Será entonces cuando se esclarezcan las cifras ya que el plazo medio entre un pedido y la matriculación del vehículo oscila entre dos y tres meses.

La caída en la venta de número de vehículos es un síntoma más de desaceleración de la actividad económica de Cataluña, al igual que lo han sido las salidas de empresas que trasladaron la sede social fuera de la región o la caída de la facturación de las hoteleras

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad