José Luis Almazán, exdirector del Puerto de Melilla y responsable de Oil Deposit Corunna

Imputado en el Caso Lezo uno de los inversores estrella de Langosteira

La Audiencia Nacional investiga a José Luis Almazán, exdirector del Puerto de Melilla, que proyecta levantar 11 tanques de combustible en Punta Langosteira

El llamado Caso Lezo vuelve a arrastrar a un empresario con intereses en Galicia. Tras Juan Miguel Villar Mir, fundador del grupo Villar Mir (propietario de la planta de Ferroatlántica en Sabón tras la venta del complejo de Cee-Dumbría y diez centrales hidráulicas al fondo TPG), el turno de las imputaciones le llega a José Luis Almazán.

Pese a desarrollar prácticamente toda su carrera profesional al otro lado del Estrecho de Gibraltar, el exdirector del Puerto de Melilla y alto cargo del PP en la ciudad autónoma está estrechamente vinculado a Galicia y, en particular a la provincia de A Coruña desde que en el 2012 diese el salto a la empresa privada. En concreto, tiene entre sus manos uno de los proyectos de mayor calado en el Puerto Exterior de A Coruña.

Almazán es el responsable de la empresa Oil Deposit Corunna, que tiene como proyecto la puesta en marcha de una terminal de almacenamiento, transformación, carga y descarga de combustibles en la dársena de Punta Langosteira. A través de once tanques en los que invertirá 30,8 millones de euros, la compañía tiene previsto almacenar unos 1,2 millones de metros cúbicos de graneles líquidos una vez finalizadas sus tres fases de construcción. Una vez operativo será el segundo mayor proyecto petrolero del puerto Exterior, solo superado por las instalaciones de Repsol, que conectarán directamente con la refinería de Meicende a través de un nuevo oleoducto.

Presuntas 'mordidas'

"Para tirar por la calle del medio necesito dos cosas: darle un cierto gusto a mis jefes y tienes que contar con 400.000 euros para las europeas del PP. Yo soy un equilibrista, necesito darle cierto gusto a todo el mundo". Es una de las grabaciones de José Luis Almazán incorporadas al sumario del Caso Lezo, que ya está en manos de la Audiencia Nacional, y que han sido difundidas por la Cadena Ser.

Sus palabras se dirigían a Paulino Hernándex, exdirector de Zona de Obra Civil de OHL, la constructora controlada por el Grupo Villar Mir (posee el 33,3% de su capital), a la cual habrían ido a parar contratos millonarios a cambio de presuntos sobornos a políticos y funcionarios.

12 contratos bajo la lupa

Almazán es uno de los seis nuevos políticos que han sido imputados en el Caso Lezo. Junto a él también se han incorporado como investigados en la causa Abelardo Genaro (exgerente de Gestión de Infraestructuras, empresa pública controlada por la Junta de Andalucía), Albino Pardo (exdirector del Puerto de Cádiz), Luis Manuel Bruno (antiguo alto cargo del Ministerio de Fomento), Luis Pedro Suárez (expresidente del Puerto de Santa Cruz de Tenerife y exdirigente de Coalición Canaria) y Antonio Ángel Castro (exconsejero de Infraestructuras de Canarias).

A los seis se les investiga por la adjudicación de un total de 12 obras al grupo OHL valoradas en 418 millones de euros a cambio de presuntas comisiones ilegales. Almazán, al igual que Abelardo Genaro Moya y Albino Pardo ya han declarado ante el juez para explicar las causas por las que adjudicaron estos contratos a la constructora del Grupo Villar Mir. En el caso de Almazán, se le investiga por la adjudicación de un proyecto de mejora del calado de un muelle del puerto de Melilla, que costó 5,9 millones de euros en una obra cofinanciada con ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad