Ikea factura 60 millones en Galicia pero incumple los objetivos de ventas

stop

En UGT advierten que las condiciones laborales han empeorado y la carga de trabajo aumenta

La llegada de grandes multinacionales del mueble ha supuesto un duro golpe al sector

17 de junio de 2013 (02:41 CET)

Galicia es el sexto mercado en España de Ikea. La multinacional sueca de muebles de bajo coste, con 15 tiendas en el Estado, registró una cifra de negocio de 60.143.000 en su establecimiento de A Coruña en 2012, según reflejan sus cuentas anuales. Es decir, aporta un 5,2% de la cifra de negocio de la compañía en España, 1.141 millones en el último ejercicio.

Aunque el dato no parece malo, desde el sindicato UGT, el mayoritario es Fetico, advierten que el volumen de trabajo para los empleados de Ikea en Galicia está aumentando debido a que no se han prorrogado contratos de personal temporal, mientras que las condiciones laborales se han deteriorado. Hay menos días libres y menos complementos salariales.

La empresa basa sus argumentos, según fuentes sindicales, en que se incumplen los objetivos de ventas y en la crisis económica. Aunque, matizan en el sindicato, las ventas en el Estado aumentaron “un 9,5%” el último año.

Menos ventas en todas las tiendas

Lo cierto es que en la comparativa entre el balance de 2011 y 2012, Ikea redujo su cifra de negocio en todos sus establecimientos españoles.

El de A Coruña se mantuvo en la tónica general. Facturó algo más de 60 millones de euros a cierre de ejercicio, ocho millones menos que un año antes –68.657.000 en 2011--.

Proporciones similares se repiten en el resto de puntos de venta. En Barcelona, donde la multinacional tiene tres establecimientos (Sabadell, Badalona y L’Hospitalet) pasó de 290 millones a 282 en 2012. En Madrid, también con tres tiendas (Alcorcón, Vallecas y San Sebastián de los Reyes) la cifra de negocio se redujo desde 345 millones a 326 millones. Y así, en el resto de provincias, entre las que A Coruña ocupa el sexto puesto en volumen de ventas, tras Madrid, Barcelona, Murcia, Sevilla y Málaga.

El nuevo convenio

María Concheiro fue delegada de UGT en la empresa. Explica que el nuevo convenio colectivo ha aumentado las horas de trabajo de los empleados, sin que los sueldos, “que no alcanzan los 1.000 euros” en una jornada completa, se incrementasen.

“Los que estábamos con jornada completa descansábamos un fin de semana de cada tres. Con el nuevo convenio se pasa a ocho fines de semana libres al año. El complemento (salarial) por disponibilidad para trabajar domingos y festivos también ha desaparecido. Hubo voluntad en un principio para mejorar estas condiciones tanto a nivel de horarios como de salarios, pero ahora no hay negociación”, explica.

Matiza, pese a todo, que la entrada en los últimos meses de nuevo personal directivo en el establecimiento gallego ha mejorado “un poco” la situación.

Un año atrás


Precisamente, en marzo de 2012, UGT convocó una concentración en la entrada principal del establecimiento de Ikea en Marineda City como protesta a los recortes en el complemento salarial por disponibilidad, el despido de algunos trabajadores y la modificación de la jornada laboral.

Ikea replicó en un comunicado que su política es la de "mantener una amplia estructura de trabajadores indefinidos que se refuerza con contratos temporales en determinadas épocas del año. Estos refuerzos nos dan flexibilidad para dar un buen servicio a los clientes en las épocas de mayor afluencia de visitantes"
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad