Ikea carga contra la regulación urbanística española 

stop

El consejero delegado del grupo asegura que están preparados para abrir 10 establecimientos “mañana” pero tener todos los permisos les costará cinco años

Mikael Ohlsson, consejero delegado de Ikea

04 de julio de 2011 (17:54 CET)

El consejero delegado de Ikea, Mikael Ohlsson, ha cargado este lunes contra la legislación española en materia de urbanismo. Según el directivo sueco, el grupo está preparado para abrir “mañana” 10 nuevos establecimientos. Un plan de expansión que tendrá que esperar porque afirma que tardarán cinco años en reunir todos los permisos necesarios.

"Sabemos los lugares y las ciudades. Dos en Valencia, uno en Madrid y reubicaciones de tiendas en Granada y Sevilla. Pero debido a la regulación de urbanismo en España, llevará al menos cinco años llevar a cabo este programa", advierte en una entrevista a The Wall Street Journal. Es más, afirma que el proyecto crearía alrededor de 20.000 puestos de trabajos y traería miles de millones en inversiones.

"El país lo necesita y nosotros estamos preparados para hacerlo", incide. Con todo, el consejero delegado de Ikea ve en España una gran oportunidad de crecimiento en el largo plazo. "Aunque las inversiones de Ikea no serán rentables durante algunos años, serán muy buenas en el largo plazo, una vez que la economía española se recupere", remarca.

Mercado del hogar

En este sentido, Olhsonn explica que el mercado minorista del hogar y el mobiliario en España se ha reducido desde 18.000 millones de euros hasta situarse cerca de los 10.000 millones de euros, al mismo tiempo que el desempleo se ha disparado.

"Sin embargo, la necesidad de tener una casa bonita aún permanece. Nuestra cuota de mercado ha aumentado un 5% este año y la tendencia continua", resalta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad