ICOS apuesta por los derivados lacteos: prevé facturar 12 millones en 2016

stop

DESDE A PLANTA DE LASURGAL

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, durante la visita a las instalaciones de Lasurgal

en A Coruña, 26 de octubre de 2015 (00:22 CET)

Un millón de euros al mes. Esta es la cantidad que tiene previsto facturar en 2016 la cooperativa chantadina ICOS en la planta de Lasurgal, unos 12 millones de euros al año. Al menos así lo asegura su presidente, Javier Taboada, apenas unos meses después de entrar con una participación en la factoría de Melide enfocada a la elaboración de derivados lácteos y productos de transformación.

En una entrevista concedida a Europa Press, Taboada avanza que, más allá del mercado gallego y de la Península Ibérica, esta iniciativa "nace con una visión" de dar el salto al mercado europeo y extracomunitario. En este sentido, anuncia que su intención es exportar derivados lácteos a mercados como "el africano o el sudamericano" en alimentos no perecederos, puesto que considera que "un producto de leche de vaca gallega tiene mucho recorrido" en el extranjero.

Baja producción

ICOS aún está desembarcando en Lasurgal, un proyecto en el que participa con un millón de euros junto a XesGalicia, que aporta 1,9 millones, mientras que lo que resta hasta cubrir los 3,6 millones de la iniciativa se completarán con financiación bancaria. De momento, dice, están "mejorando las cosas" para que las instalaciones estén "perfectas" y ampliando al mismo tiempo la cartera de clientes.

Javier Taboada apunta que la planta de Melide presenta "un nivel de producción bajísimo". No obstante, mantienen sus previsiones para 2020: pasar de los actuales 31,5 millones de kilos de leche a 140 y crecer en un 35% en la producción de suero líquido, hasta los 75 millones de kilos.

Proyectos de futuro

El modelo de negocio de Lasurgal apuesta por la producción de derivados lácteos como mantequilla, nata y la fabricación de diversos quesos, "valorizando" también los sueros a través de una gama de productos "específicos para tercera edad e infantil".

Para ello, Taboada ha subrayado que una de las actuaciones estrella que se prepara es construir en Melide en "unos dos años, como mínimo", alrededor de 2018, una torre de secado de leche y sueros, con el fin de crear una planta para realizar productos de "gran valor añadido" destinados a "alimentación infantil y de tercera edad". Entre estos productos, se contempla fabricar alimentos en base a proteínas para mejorar la masa muscular en la tercera edad, así como productos sustitutivos de la leche materna para niños.

Crisis del sector

Taboada reconoce que la actual es "una situación muy compleja de precios", con una crisis del sector a nivel mundial que coincidió con la eliminación de las cuotas en Europa y protestas de los ganaderos gallegos, por lo que "aún no se está pasando un buen momento", pero "habrá que hacerse a vivir con tormentas de este tipo".

En este sentido, apunta a la falta de impulso a la transformación como "el gran problema" en Galicia. Lo considera un pilar fundamental para dotar de estabilidad al sector y cree que existen explotaciones "competitivas y muy punteras" para alcanzar nuevos mercados y derivados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad