Iberdrola secará de nuevo el Sil en plena Ribeira Sacra

stop

La eléctrica acomete las obras de ampliación del embalse de San Pedro

Ignacio Galán y Núñez Feijóo

07 de julio de 2015 (11:05 CET)

Iberdrola vuelve a las andadas en plena Ribeira Sacra. La compañía eléctrica secará de nuevo el Sil debido a las obras de ampliación del embalse de San Pedro, uno de sus proyectos más ambiciosos en Galicia, que no deja de estar rodeado de polémica por la intervención, que provocará anular el caudal ecológico del río.

Las obras de secado del emblemático río, adelantadas por El Progreso, se suman a las que llevó a cabo la eléctrica en 2010, cuando impulsó una nueva central complementaria a la de Santo Estevo I, también en pleno cañón del Sil. A la nueva central de Santo Estevo II se sumarán ahora otros dos nuevos embalses: el de San Pedro y el más ambicioso de todos, el de Santa Cristina. Iberdrola realiza en estas tres obras una inversión de 700 millones de euros. Una vez construidos, la hidroeléctrica venderá el excedente de energía en el mercado español o en el internacional, sobre todo Portugal.

Planes ambiciosos

Con sus tres proyectos en marcha hasta 2018 en el cañón del Sil, en donde posee su concesión original desde la década de los sesenta, Iberdrola se consolida como líder hidroeléctrico en Galicia, en donde superará la producción de 2.000 megavatios.

En concreto, la central de San Pedro II, la que se construirá ahora, será una instalación semisubterránea que aprovechará la presa existente del mismo nombre. Finalmente, construirá la de Santa Cristina, de nueva planta, también en caverna, y con un sistema de bombeo que impedirá el impacto visual.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad