Iberdrola reordena sus eólicas en Galicia, que vuelven a ganar dinero

stop

La división eólica de la compañía en la comunidad controla 604 megavatios y facturó 72,3 millones el año pasado

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán I EFE

en A Coruña, 28 de noviembre de 2016 (04:38 CET)

Las eólicas de Iberdrola en Galicia alcanzaron una cifra de negocio de 72,3 millones el año pasado, un 16% más que el año anterior. El incremento se produce pese a la menor energía producida --1.498 GWh en 2014 frente a 1.493 GWh en 2015-- debido a los mayores precios obtenidos. La media subió notablemente, pasando de los 41,58 euros/MWh en 2014 a los 48,42 euros/MWh al año siguiente.

El aumento de la cifra de negocio permitió a Iberdrola Renovables Galicia volver a beneficios, algo más de 700.000 euros, dejando atrás las pérdidas de más de 7 millones registradas el curso anterior. Iberdrola controla 604 megavatios en la comunidad, un negocio que, como todos los del ramo, ha visto disminuida su rentabilidad por el marco regulatorio y el recorte de primas a las renovables.

Reordenación

La empresa, con 421 millones en activos, continúa reordenando sus parques a nivel societario. El grupo nació en 1999 bajo la denominación de Eolicas del Sil para integrar a base de fusiones una amplia lista de sociedades, entre las que estarían Sistemas Energéticos de Serra de Mejía, Sistemas Energéticos Gola Peñote o Energías Renovables de Fisterra, entre otras. 

De la larga lista de participadas que contaba la compañía, actualmente quedan dos, Sistemas Enerxéticos Chandrexa, con domicilio en Ourense, y Sotavento, con domicilio en A Coruña, de la que solo controla un 8%. El año pasado procedió a integrar en Iberdrola Renovables Galicia la sociedad Somozas Energías y Recursos Medioambientales, de la que controlaba el 100% del capital, tras adquirir el 10% que estaba en manos del Concello.

También disolvió Energías Renovables de la Ría de Muros, una de las empresas con las que se presentara al concurso eólico del bipartito, solicitando 658 megavatios sin obtener ninguno. Iberdrola fue una de las empresas beligerantes con aquel reparto, que posteriormente tumbaría el PP a su llegada a la Xunta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad