Iberconsa pagó más de 6 millones por el negocio de Vieira en Namibia

stop

Los dueños de Hiperxel multiplican sus inversiones en el exterior y despliegan su red por Argentina y Sudáfrica

Muestra de productos de Iberconsa

Vigo, 07 de diciembre de 2014 (03:24 CET)

Ibérica de Congelados (Iberconsa), el grupo pesquero que en su momento sonó para llevar el timón de la maltrecha Pescanova, ha multiplicado en los dos últimos años sus inversiones en el exterior. La compañía está en un momento dulce. En 2013, marcó un récord histórico de ganancias, al lograr un resultado de explotación de 10,8 millones, que redundaron en un beneficio de 6,6 millones. Buena parte de ese dinero irá destinado a reforzar el patrimonio del grupo, que está capitalizándose para continuar con su proceso de expansión.

Los tres últimos años de la empresa viguesa han estado marcados precisamente por un fuerte esfuerzo inversor. En su camino por engordar el negocio, que creció casi un 15% en ventas el pasado año, el grupo de Hiperxel se topó con otra empresa gallega, Grupo Vieira, entonces atribulada por la posible expropiación de su filial argentina y por la insolvencia de sus cuentas, que la llevaron hasta la suspensión de pagos. Iberconsa acordó la adquisición del negocio de la familia Vieira en Namibia. La compra de Cadilu Fishing Pty, que así se llamaba la filial radicada en el país africano, se hizo efectiva en 2013. Iberconsa se hizo con una empresa con más de 700 empleados y cuatro buques pesqueros, pero ni vendedor ni comprador aclararon el importe de la operación.

El precio

El grupo que preside David Ramos Palmero detalla en su memoria anual los detalles de la operación. En enero de pasado año, Iberconsa pagó a Vieira 2,19 euros para hacerse con su negocio en Namibia, compuesto por las acciones de dos sociedades: Cadilu Fishing y Cadilu Endowment Trust.

Además de este primer pago, tuvo que liquidar parte del pasivo de Cadilu Fishing, tarea a la que destinó 1,2 millones de euros. Finalmente, capitalizó dos créditos por un valor conjunto de 2,9 millones procedentes de un acuerdo previo con Vieira, suscrito ya en 2012.

En total, el coste de la operación para Iberconsa estaría por encima de los 6,3 millones de euros.

Otra compra en Argentina

Finalmente, el grupo reconoce nuevas inversiones en Sudáfrica y en Argentina, donde ha engullido a la armadora Ibermar. De estas inversiones, explica Iberconsa, la presencia en Namibia ha sido clave "por la importante contribución al crecimiento en ventas. La compañía facturó algo más de 145 millones, lo que la sitúa entre las primeras de su área en el Estado.

También el incremento en las ventas de productos elaborados, con más valor añadido, y la introducción del langostino austral en nuevos mercados, principalmente en el asiático, han permitido a Iberconsa crecer en ventas, a pesar del evidente deterioro de consumo en España y en el arco mediterráneo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad