El consejero delegado de Ibercaja, Víctor Iglesias. EFE-JC-Archivo

Ibercaja descarta otro ERE en su plan hasta 2020

stop

Ibercaja no tiene "previsto" otro ERE en su plan 2018-2020 porque redujo costes con el cierre del 15% de sus oficinas y el recorte del 12% de la planilla

Zaragoza, 17 de marzo de 2018 (14:09 CET)

El consejero delegado Víctor Iglesias descartó este sábado un nuevo ERE en la estrategia de Ibercaja para los próximos tres años, después de reducir un 12% la plantilla con el ERE acordado con los sindicatos en mayo de 2017.

Iglesias explicó en una rueda de prensa, con motivo de la presentación del Plan Estratégico 2018-2020 de Ibercaja a 1.500 directivos en el Palacio de Congresos de Zaragoza, que no tienen "previsto" iniciar una nueva regulación de empleados.

Recordó que en el último trienio 2015-2017 se redujeron costes con el cierre de un 15% de las oficinas y el recorte de la plantilla en un 12%, lo que contribuyó a mejorar los niveles de eficiencia y productividad de la entidad.

El ERE acordado en mayo de 2017 afectó a 500 trabajadores

"Este relevante ajuste nos ha permitido recortar costes un 9% desde 2014", precisó Iglesias, y añadió que los niveles de productividad por empleados incrementaron un 15% durante este tiempo. El último ERE, que afectó a 500 trabajadores de la entidad, fue acordado en mayo de 2017.

De esas 500 personas, Iglesias puntualizó que todavía falta que 250 empleados dejen la entidad, una salida que tendrá su impacto en el nuevo plan 2018-2020.

Más eficiencia operativa

Durante la convención se presentó también el balance del Plan Estratégico 2015-2017, la primera etapa de la transformación del banco, cuyos objetivos buscaban un mayor dinamismo comercial, el saneamiento del balance y más eficiencia operativa, según Ibercaja.

El primero de los objetivos -mayor dinamismo comercial- se consiguió con el incremento de 4.700 millones de euros de los recursos administrados de clientes en los últimos tres años, lo que supone un crecimiento del 9%, explicó Iglesias.

Además, la entidad aumentó en un 32% el saldo de fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro y triplicó la producción de hipotecas.

Ibercaja redujo en un 28% sus activos improductivos

En cuanto al balance, la entidad redujo en 1.600 millones de euros, es decir un 28%, el volumen de activos improductivos y descendió la morosidad en un 34%.

Se reforzaron también las ratios de solvencia, con una ratio de capital básico que subió 140 puntos hasta alcanzar el 11%.

La rentabilidad se ha visto condicionada, según indicó Iglesias, por un euríbor negativo, una falta de crecimiento del crédito en términos de riesgo y los esfuerzos en el saneamiento.

No obstante, aseguró que están "en la senda correcta" que les va a permitir en 2020 "mejorar la rentabilidad de nuestro negocio y alcanzar las metas que nos propongamos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad