Pintadas contra el responsable de recursos humanos de Megasa en la planta de Zaragoza
stop

La planta de Zaragoza acumula más de un mes de paros; pintadas y pancartas llaman “esclavista” a Megasa y “fascista” a un directivo

en A Coruña, 16 de febrero de 2018 (06:00 CET)

La nueva planta de Megasa en Zaragoza, comprada a ArcelorMittal en 2016, avanza hacia otra semana de paros contra el recorte salarial aplicado por la familia Freire. La siderúrgica acumula más de un mes de protestas sin que se vislumbre solución al conflicto.

Los trabajadores retoman este viernes las movilizaciones, huelgas parciales de dos horas por turno hasta el día 22 de febrero. Habían frenado la ofensiva durante unos días. Fue una tregua táctica, esperando que del gesto surgiera una propuesta mejorada de la dirección de la compañía gallega. Pero nada. La mejora fue tan leve que ni se consideró.

Ahora a los sindicatos no les queda otra más que mantener el pulso. “En marzo habrá que endurecer la protesta, ya sea con paros de más horas o aumentando los días de huelga”, explican en CC.OO. “¿Qué otra cosa podemos hacer?”, remachan.

Conflicto enquistado

Consideran que Megasa apenas ha hecho cesiones desde que comenzó la negociación a finales de septiembre. La dirección mantiene inamovible su propuesta, un 80% del sueldo actual asegurado y un 20% en variable, por objetivos.

El 12 de enero, el comité de empresa convocó los primeros paros y un mes después, la negociación sigue atascada, pero el ambiente es cada vez peor en una Zaragoza abonada a la conflictividad laboral, antes en la planta de Figueruelas de Opel y ahora en la de Megasa.

Se percibe en la ciudad, que descubrió por la noche a dos maniquís ataviados con el uniforme de la siderúrgica colgando de uno de los puentes del Tercer Cinturón, una de las rondas de circunvalación de la urbe.

La Policía retiró los macabros muñecos, que recordaron a la imagen de las protestas del independentismo catalán en Osona. Sobre ellos, en el vallado, una pancarta llamaba “esclavista” a Megasa.

DWEQL1qWAAA8ftU

Dos maniquís con los uniformes de Megasa aparecieron colgados junto a dos pancartas de uno de los puentes del Tercer Cinturón / Imagen de la Policía Local de Zaragoza

El incremento de la tensión también es evidente en las 22 hectáreas de terreno de la siderúrgica, que esta semana visitó Enrique Freire. La fábrica amaneció con una pintada en la que podía leerse “Piñera fascista”, en referencia al responsable de recursos humanos, Eduardo Piñera, que está siendo la cabeza visible de la compañía gallega en las negociaciones.

A la protesta clandestina se le unión este jueves la oficial, la convocada por los sindicatos, una movilización en la Plaza de España que servirá de pistoletazo de salida a la nueva tanda de paros. 

 

 

La situación de las negociaciones

¿Qué propone Megasa? Desde que comenzó la negociación, a finales de septiembre del año pasado, Megasa ha planteado el mismo modelo. Aseguran el 80% del salario y ofrecen un 15% en variable, por objetivos. Las simulaciones realizadas por la empresa indican, según los sindicatos, que cobrarían un 83% o 84% del sueldo, es decir, un tijeretazo de entre el 17% y el 16%.

¿Qué mejoras ofrece? Durante el periodo en que los sindicatos cesaron los paros, la dirección ofreció suavizar levemente los objetivos, es decir, que sean más sencillos de cumplir para tener más garantías en la parte variable. La mejora se aplicaba durante tres meses del año. Según los sindicatos, apenas habría repercutido en cobrar un punto porcentual más en la parte variable.

¿Qué tenían los trabajadores? El 90% del salario asegurado y un 10% variable vinculado al ebitda de la planta. En la situación actual, han perdido todas las ayudas sociales del convenio (lavandería, ayuda por hijo escolarizado, Tarjeta El Corte Inglés con 700 euros…). La planta cuenta con unos 270 trabajadores. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad