Los trabajadores de los principales polígonos han secundado la huelga del metal coruñés

El metal coruñés exige un nuevo convenio con una huelga "histórica"

stop

Los sindicatos cifran el seguimiento de la jornada de huelga en el 90% y lo elevan al 100% en los principales polígonos de la provincia de A Coruña

A Coruña, 22 de junio de 2017 (12:01 CET)

La provincia de A Coruña vive este jueves un paro masivo del sector del metal. En defensa de un convenio “digno y con derechos” los sindicatos han movilizado al 90% de los trabajadores, según sus estimaciones, que elevan a un 100% en los polígonos de A Coruña, Ferrol, Santiago, Fene y As Pontes. Las centrales convocantes, CIG, CCOO y UGT, hablan de una jornada “histórica”, ya que hace 25 años que no se convocaba una huelga general en los centros de trabajo con este convenio.

El paro, al que están convocados 18.000 trabajadores, comenzó a las 22,00 horas de este miércoles y terminará en la media noche de este jueves. Además, esta prevista una concentración este mediodía ante la sede de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC). A la misma hora, habrá una manifestación en Ferrol, desde la plaza de España, y en Santiago de Compostela, desde la explanada de la Asociación de Empresarios do Tambre.

Hace 25 años que no se convocaba una huelga general en los centros de trabajo vinculados al convenio coruñés

Desde CIG-Industria califican de “rotundo éxito” el seguimiento de la huelga en comarcas como A Coruña y Bergantiños. En un comunicado, asegura que la incidencia del paro es “prácticamente total en las empresas con mayor volumen de trabajadores y producción”. Como ejemplos, cita el caso de la siderúrgica de A Laracha, Celsa Atlantic, “donde casi el 100% del personal está en huelga” o el las empresas Horta Coslada y Metalúrgica Gallega. Junto a estas, añade que “la totalidad del cuadro de personal de Emesa en Coirós secunda el paro”.

Llamada de atencion

El secretario de CIG-Industria en A Coruña, Eduardo Caamaño señala que el éxito de esta primera convocatoria “es una muestra de la firme disposición de las trabajadoras y de los trabajadores del metal a luchar por conseguir un convenio que dignifique sus condiciones laborales y salariales”. En este sentido, indicó que dos años de negociaciones es un tiempo de espera “más que suficiente”. “El personal está harto de esperar, de perder poder adquisitivo y derechos. La patronal tiene que tomar nota de la resupesta a la huelga, dar un paso adelante y abandonar sus mezquinas posiciones. No puede seguir dilatando sin fin esta negociación”, afirmó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad