Huelga de cuatro días en la planta de Alcoa en A Coruña 

stop

Los trabajadores del departamento de electrolisis pararán cuatro horas por turno hasta el próximo jueves; acusan a la empresa de conducir a la planta hacia el "colapso técnico" 

Huelga de los trabajadores de Alcoa

en A Coruña, 27 de diciembre de 2015 (19:27 CET)

No llega la paz a Alcoa. El comité de empresa ha anunciado una huelga de cuatro días de duración en el departamento de electrolisis de la planta coruñesa. Comenzará este lunes 28 de diciembre y se extenderá hasta el jueves 31, según acordó por unanimidad la asamblea de trabajadores.

La huelga se realizará durante las cuatro horas centrales en cada uno de los tres turnos de trabajo: mañana, tarde y noche. A este respecto, el comité de empresa ha denunciado que la dirección "está intentando quitar a los empleados el derecho legítimo a huelga, imponiendo unos servicios mínimos abusivos".

Arbitraje

El comité de empresa solicitó "de urgencia" un arbitraje al Consello Galego de Relacións Laborais, el cual fue "rechazado" por la dirección. "La huelga se llevará a cabo igualmente pese a quien pese y defenderemos nuestro derecho a unas condiciones justas en los tribunales", ha asegurado la representación de los trabajadores en un comunicado, en el que matiza que los empleados "permanecerán en las instalaciones de la fábrica ante cualquier urgencia".

Consideran que la situación es "insostenible", debido a que la empresa "lo está tocando todo". En opinión del comité de empresa, "todo" se está haciendo "despreciando absolutamente" la opinión de la representación de los trabajadores: "De cara al año que viene quieren hacer más cambios, para eso realizan modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, que en ocasiones ni comunican y llegan hasta a imponer calendarios de trabajo cuando los mismos tienen que ser acordados con el comité de empresa".

Llueve sobre mojado

Asimismo, el comité sospecha que Alcoa está ejecutando un plan para "meter a la planta en colapso técnico" con el fin de "justificar su cierre": "Así evitarían venderla a la competencia, asegurándose nuestro mercado para el aluminio fabricado en su planta de Arabia Saudí". La dirección no ha asegurado la continuidad de las instalaciones a los trabajadores, que denunciaron hace pocas semanas la llegada de aluminio procedente de Arabia Saudí a Galicia de una planta de la que la multinacional es socia. La compañía ya aclaró que no comercializa en España material procedente de otras plantas.

Pese a ello, la representación de la empresa ha asegurado tener la impresión de que, mientras los empleados exigen una "solución energética más estable", la dirección estuvo llevando a cabo "un plan maquiavélico" para "deteriorar" las instalaciones de la planta "todo lo posible" y provocar "el final" de ésta. "Ahora entendemos por qué, a pesar de pedirlo varias veces, nunca se nos entregó un plan industrial para la planta de A Coruña.

Personal "sin capacidad"

En el duro comunicado, la representación de los empleados ha asegurado entender ahora "el por qué de tanto cambio para poner al frente de departamentos capitales de la fábrica a personas sin capacidad y experiencia necesaria" en los labores de un fábrica "tan compleja" como Alcoa.

"Lo que se pretende es tener a humildes siervos que no cuestionan las órdenes del liquidador, así, el día de mañana, se convertirán en unas víctimas más del cierre que provocaron por su falta de conocimientos", ha argumentado el comité de empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad