Hoteles, casas rurales y restaurantes buscan sin éxito nuevos dueños

stop

Las inmobiliarias avisan de las crecientes salidas a la venta de estos establecimientos en Galicia

Casa rural en Rois (A Coruña)

07 de enero de 2013 (01:17 CET)

La crisis ha golpeado de forma especial al sector turístico y hostelero de Galicia. Según fuentes del sector inmobiliario, el año pasado se incrementó notablemente el número de hoteles, casas rurales y restaurantes cuyos dueños se interesaron por vender o traspasar.

Sin embargo, esas mismas fuentes del sector inmobiliario dejan clara que la venta, o incluso el alquiler, de estas propiedades es muy difícil de materializar. La falta de crédito de los hipotéticos compradores es una razón. La otra, que los precios de estos establecimientos siguen siendo elevados debido a las altas inversiones iniciales realizadas.

Pontevedra

La mayoría de los hoteles puestos a la venta son de carácter pequeño y mediano. Muchos se concentran en las zonas costeras de la provincia de Pontevedra.

El verano pasado las ofertas comenzaron a surgir en Galicia. Aunque la mayoría se correspondían con pequeños negocios, también hubo alguna que otra sorpresa. “Los grandes hoteles también pasan apuros. Tuvimos el cierre del Hotel Galicia de Vigo, de dos estrellas, pero las grandes cadenas tienen mucho mayor margen de maniobra”, indican desde la Confederación de Empresarios de Pontevedra (Cehosga). “Varios hoteles se pusieron a la venta este verano, pero no tenemos noticia de que hayan sido vendidos, ni de que haya movido mucho más el sector”, dicen.

Con todo, hay otro tipo de establecimientos que se lleva la palma en cuanto al número de alojamientos que saca a la venta. Se trata de la casas rurales.

Turismo rural en el interior

“Sobre todo aquellas que están en las provincias de interior son las que más se ofertan”, indica Benito Iglesias, presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). “Sin embargo, estos productos son muy difíciles de sacar. Si están rehabilitados es que ha habido una considerable inversión que el propietario se resiste a perder”, añade.

Ventura García, presidente de la Asociación de Casas Rurales de Pontevedra Agarimo, explica que la idea de vender “la tienen en la mente muchos empresarios”.

“Es una realidad. El sector nació en su momento pensado para los pequeños negocios. Hoy sobrevive la casa rural que ofrece actividades complementarias, y no todas pueden comenzar esa transformación”, explica.

El 'boom' de los asadores

Por último, Galicia también cuenta en estos momentos con numerosos restaurantes que buscan dueño. “Debido al boom que hubo en los noventa de estos locales de hostelería, del tipo de los asadores, ahora hay una oferta considerable”, cuentan desde Fegein. “Los pubs y cafeterías que se ofertan en las ciudades enseguida pasan de unas manos a otras, pero con el caso de los restaurantes es complicado. Requieren mucho más trabajo, inversión y los costes inmediatos son menores”, indican.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad