Hijos de Rivera sale al rescate de sus cervecerías Estrella Galicia, que acumulan pérdidas

stop

Inyecta 1,4 millones en Giste Cervecera, la sociedad que gestiona el popular establecimiento coruñés de Cuatro Caminos, además de uno en Vigo y dos en Madrid

Cervecería Estrella Galicia en el barrio coruñés de Cuatro Caminos | Hijos de Rivera

16 de agosto de 2014 (02:48 CET)

Hijos de Rivera, la empresa familiar que produce y comercializa Estrella Galicia, forma parte de esas sociedades que han visto pasar la crisis sin inmutarse. La compañía coruñesa ha elevado su cifra de negocio, su resultado de explotación y su plantilla año tras año. Pero si se mira con lupa el casi inmaculado expediente, aparece alguna mancha, por más que no tape el éxito general.

Una de ellas es la de Giste Cervecera, la filial que aglutina el negocio de hostelería del grupo. Y entre ese negocio está la popular cervecería de Cuatro Caminos, ubicada en el mismo espacio donde se levantó la primera fábrica de Estrella Galicia, antes de su traslado al polígono de A Grela en 1972. En definitiva, un lugar de culto para los coruñeses, y también para los visitantes que se dejan llevar por las recomendaciones de los nativos.

Pero a pesar de la fama de este establecimiento, a Giste Cervecera, que controla otros tres locales, no le va bien. Hasta tal punto que Hijos de Rivera, la sociedad cabecera del grupo y socio único de Giste, tuvo que ir en su rescate.

Compensar pérdidas


La ayuda llegó a través de una aportación de los socios de 1,438 millones con el objetivo de compensar las “pérdidas acumuladas”, según quedó constancia en la memoria de Hijos de Rivera SA. Se formalizó mediante la compensación total de dos préstamos participativos de 400.000 euros cada uno, y de un tercero de 637.900 euros, en este caso, préstamo ordinario.

No implica el rescate a Giste que la cervecería de Cuatro Caminos o la ubicada en la Plaza de Compostela en Vigo, en particular, registren pérdidas. La memoria no especifica hasta ese punto. Sí que implica, en cambio, que el negocio hostelero de la compañía que capitanea Ignacio Rivera, con sus cuatro establecimientos, fue mal, y, en consecuencia, hubo que tapar agujeros.

La apuesta hostelera


Los locales propios de Hijos de Rivera que se engloban bajo la marca Estrella de Galicia, funcionan como cervecerías especializadas que, además de comercializar las distintas variantes que produce la compañía, ofrece la posibilidad de consumir la cerveza de bodega, “sin pasteurizar y recién salida de la fábrica”, según promociona Hijos de Rivera.

Este es el gran atractivo de los establecimientos, que está acompañado por un amplio menú, que va desde las tapas y raciones hasta platos muy elaborados. Además del de Vigo y A Coruña, la compañía cuenta con otras dos cervecerías Estrella de Galicia en Madrid.

Hasta Madrid


Hijos de Rivera define los locales como “embajadas”, una manera de acercar y dar a conocer su producto al cliente y con la máxima calidad. Y estas embajadas han llegado hasta la capital, donde Giste Cervecera mantiene dos establecimientos, uno en Pozuelo y otro en La Moraleja, con terraza con vistas al campo de golf y una oferta de cocina tradicional gallega en la que no falta ni la empanada, ni los pimientos de Padrón, ni el pulpo a feira.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad