Hércules de Armamento trabaja con casi la mitad de su plantilla

stop

Los extrabajadores señalan que las bajas, los permisos y los abandonos reducen considerablemente el número de empleados que acuden a diario a las instalaciones de la Fábrica de Armas

Entrada a las instalaciones de la antigua Fábrica de Armas de A Coruña.

en A Coruña, 13 de febrero de 2016 (03:07 CET)

La empresa Hércules de Armamento, concesionaria de las instalaciones de la antigua Fábrica de Armas de A Coruña, trata de mantenerse a flote a pesar de que son muchas las vías de agua que tiene abiertas. A la retirada del permiso para fabricar armas se suma la falta de inversores, la escasez de clientes y la acumulación de deudas, tanto con las administraciones como con sus propios trabajadores.

Van pasando los meses y el número de empleados que suman más de tres meses sin cobrar va en aumento. La situación es, en muchos de los casos, insostenible. Familias enteras dependen de unos ingresos que no acaban de llegar. Los hay que han cortado por lo sano y han solicitado a la empresa la liquidación, ya que, además de no ingresar, estaban gastando una nada desdeñable suma de dinero todos los días en desplazarse hasta la factoría.

Menos de lo prometido

La realidad es que, a día de hoy, el compromiso de Hércules de Armamento de contar con 155 trabajadores en plantilla está lejos de cumplirse. A los abandonos hay que sumar las bajas médicas y los permisos indefinidos que han solicitado algunos de ellos. Mientras tanto, las denuncias por impago se van acumulando – superan ya la treintena – y por la fábrica cada vez hay menos actividad.

Los extrabajadores de la Fábrica de Armas también constatan este descenso en el flujo de empleados, hasta el punto de que ponen en duda que la cifra supere los ochenta entre los dos turnos que tiene fijados la empresa (de 7.00 a 11.00 horas y de 11.00 a 15.00 horas), lo que representa menos de la mitad de los que supuestamente tienen contrato.

Nueva movilización

Este viernes, los extrabajadores han vuelto a solicitar al delegado del Gobierno en Galicia que aclare la situación de Hércules de Armamento y que, en caso de confirmarse todas las irregularidades que denuncian, inste al Ministerio de Defensa a recuperar la concesión, de tal manera que pueda volver a sacarla a concurso con el fin de que se pueda desarrollar un proyecto "sólido y viable" en esas instalaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad