Ramón Mejuto, arropado por los trabajadores de Hércules de Armamento en una comparecencia pública | EFE

Hércules de Armamento: “Sufrimos una persecución durante cinco años”

El dueño de Hércules de Armamento afirma que peleará por seguir en la Fábrica de Armas y arremete contra un líder sindical por ahuyentar a inversores

Hércules de Armamento quiere pelear por continuar en la Fábrica de Armas de A Coruña a pesar de la situación de insolvencia de la sociedad y de la revocación de la concesión que cursó el Ministerio de Defensa por incumplir las condiciones de la adjudicación. El responsable de la empresa, Ramón Mejuto, aseguró en declaraciones a Radio Galega que el único motivo para retirarles la concesión es el impago del canon anual, y no motivos relacionados con la generación de empleo o la consecución de contratos.

La empresa presentó un recurso contra la orden de desalojo que paralizó, por el momento, la salida de Hércules de Armamento de las instalaciones, pues el plazo otorgado por el Ministerio vencía este miércoles. Mejuto afirma que pelearán por continuar con el proyecto y que hay margen para presentar nuevos recursos en caso de que Defensa rechace el actual.

Ramón Mejuto: "Espantan a inversores con noticias falsas"

El ingeniero de telecomunicaciones achacó a una campaña de desprestigio contra la sociedad la imposibilidad de llevar a buen término el proyecto que les hizo ganar el concurso de la Fábrica de Armas. “No pudimos continuar adelante por la persecución que sufrimos durante cinco años y que no nos permitió desarrollar el proyecto de revitalizar un patrimonio de todos los coruñeses como es la Fábrica de Armas. Nos lo impidió esta persecución, fundamentalmente por parte de Roberto Teijido Corral, que espantó a los inversores con noticias falsas”, afirmó en referencia al sindicalista de UGT que presidía el antiguo comité de empresa en las instalaciones y que fue muy crítico con el proyecto de Hércules de Armamento.

Mejuto puso como ejemplo una información sobre el mal estado de la maquinaria de la planta coruñesa. “Está aquí y se puede ver y está totalmente operativa. De hecho, nosotros los siete meses después de la adjudicación lo dedicamos a revisar la maquinaria. Nos llama la atención a los trabajadores y a mí este ensañamiento y persecución”, criticó.

Mejuto apuesta por la Fábrica de Armas y la Ciudad de las TIC

El responsable de la concesionaria afirmó que, “según los servicios jurídicos, hay vías para seguir litigando” si Defensa rechaza el actual recurso y que el objetivo es “sacar adelante puestos de trabajo que nos permiten a hijos y nietos de coruñeses trabajar aquí”.

También aseguró que el proyecto de la ciudad de las TIC, que impulsan el Concello y la Universidade da Coruña en los mismos terrenos, es compatible con la actividad de Hércules de Armamento: “No nos oponemos a las TIC, fuimos precursores en la fábrica en implantación de tecnología punta, hay espacio para todos”. Sin embargo, lamenta que “el objetivo parece que es sacar a Ramón Mejuto” de allí.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad