Hércules de Armamento realiza contratos basura para salvar la cara ante Defensa

stop

FÁBRICA DE ARMAS

Protestas de los trabajadores tras el cierre de la Fábrica de Armas | EFE

en A Coruña, 26 de octubre de 2015 (17:30 CET)

La empresa Hércules de Armamento ha incorporado este lunes, el último día del plazo que se había marcado para ello, a 90 trabajadores. Se trata de personas desempleadas, muchas de ellas con poca experiencia profesional en el sector que pasan a formar parte de la plantilla en calidad de peones, según las fuentes consultadas.

La empresa, según explican los propios empleados, les ha ofrecido un contrato laboral indefinido pero de cuatro horas de duración. Ninguno de los nuevos contratados trabajará a jornada completa. En su primera jornada han tomado contacto por primera vez con la empresa y las instalaciones.

De momento, aseguran, no saben cuál será la función a desempeñar, ni cuánto van a cobrar -la mitad de lo que marque el convenio- pero todos coinciden en que lo más importante para ellos es tener un puesto de trabajo.

Por su parte, Hércules de Armamento logra cumplir con uno de los compromisos con Defensa que le permitieron obtener mayor puntuación en el concurso para hacerse con la concesión de la Fábrica de Armas. Hay otros aspectos, como la entrada de un socio o la inversión, que todavía están por concretar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad