José Navarro

Herbolario Navarro, una empresa familiar con 240 años, en plena expansión

stop

EMPRESA FAMILIAR

02 de julio de 2011 (15:50 CET)

La empresa comenzó su andadura cuando la ecología y la salud natural sonaban más a brujería que a una filosofía de vida. Del clásico herbolario donde se vendían plantas medicinales con las que se elaboraban tratamientos, hasta lo que es hoy, una cadena de tiendas especializadas en salud y alimentación natural. “Hemos mantenido el corazón, la esencia del negocio, que son las plantas medicinales”, señala Navarro, licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Máster MBA, y diplomado en alimentación natural y complementos dietéticos.

A José Navarro le salieron los dientes detrás del mostrador como a él le gusta decir. “Vivíamos arriba de la tienda, y cada rato libre lo pasaba allí. Incluso, cuando estaba estudiando en el instituto y la universidad, repasaba en la trastienda”, comenta orgulloso del negocio heredado de sus antepasados. “A la vez siento una gran responsabilidad que me empuja cada día a continuar aprendiendo para mejorar y mantener el legado que me han dejado y continuar creciendo”, agrega.

El buque insignia de la compañía, el primer herbolario en España que obtuvo la norma UNE-EN ISO 9001:2000, se encuentra en el centro de Valencia y tiene más de 1.500 metros cuadrados. Se trata de un espacio en el que se puede encontrar todo tipo de productos que van desde la frutería, verdulería, panadería, hasta la cosmética, pasando por la miel, las hierbas, o el té, y una gran cafetería en la que se sirven productos naturales. La empresa también cuenta con 7 marcas propias que proporcionan distintas líneas de productos. Terra Verda es una de ellas, bajo la que se comercializan productos de herbolario, dietética, y alimentación macrobiótica.

Herbolario Navarro es el modelo de empresa familiar que predomina en la Comunidad Valenciana, aunque la mayoría no han tenido la suerte de perdurar más allá de la tercera generación. Con una facturación de 8 millones de euros, Navarro proporciona empleo directo a 70 personas, pero son muchos más los trabajadores que dependen de las tiendas y los productos que se venden en ella.

Aprender de la crisis

Para Navarro, ahora es el momento adecuado para afrontar el plan de expansión de la empresa, que se centra en la apertura de más tiendas propias, de forma paulatina y moderada, “afianzando los pilares de la empresa”. El objetivo para este año es la apertura de dos establecimientos, uno de ellos abrirá sus puertas la próxima semana. “La empresa está consolidada y podemos asumir esta expansión. La coyuntura económica actual la vemos desde las oportunidades que nos ofrece, ya que podemos encontrar locales situados en buenas zonas y a precios razonables. Además, hay una tendencia ascendente. La gente cada vez se cuida más, y existe una mayor conciencia por respetar el planeta con productos naturales, ecológicos y saludables”, asegura el empresario.

A Navarro no le paraliza la crisis. “Pensamos que no hay que preocuparse, sino ocuparse. Tener presente que hay que hacer las cosas bien, trabajar mucho, e ir todos a una. En 200 años de historia, la empresa ha pasado por muchas crisis y cada una de ellas ha servido para salir más reforzados”, declara el responsable de una de las empresas más antiguas de Valencia, que ya tiene, sin protocolo familiar, asegurada su continuidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad