HB Fuller quiere cerrar la planta de Forbo en Mos, con más de 70 empleados

stop

El grupo anunció a sus trabajadores la medida con un médico y un psicólogo “por si necesitaban atención”

01 de junio de 2012 (20:59 CET)

El grupo estadounidense HB Fuller, actual propietario de la división de adhesivos de la multinacional suíza Forbo ha anunciado el cierre de la planta que la compañía posee en la localidad pontevedresa de Mos. La decisión, afectará a unos 70 trabajadores. Según el sindicato CIG, la intención de la empresa es trasladar la producción a Portugal.

Los miembros del comité de empresa indican que la comunicación del cierre de la factoría los pilló completamente desprevenidos pues, según aseguran, la empresa nunca habló de problemas económicos. “Esta planta siembre fue muy rentable, tal y como especifican las propias auditorías del grupo”, comentan los trabajadores que avisan de que lucharán por mantener sus puestos ya que “hay negocio y la empresa va bien”.

Médicos y psicólogos para comunicar el cierre


El sindicato CIG insiste en que la intención de la empresa pasa por generar 130 nuevos empleos en otras fábricas del grupo e investir 70 millones de euros en la mejora y modernización de las instalaciones. “Ni siquiera nos han planteado la posibilidad de un traslado; eso sí, cuando nos comunicaron la decisión llegaron a la empresa con un médico y un psicólogo por si algún trabajador necesitaba de atención sanitaria”.

El cierre de la planta de Mos dejará en la calle a unos 70 operarios con una edad comprendida entre los 40 y los 45 años. La gran mayoría de los empleados lleva unos 20 años trabajando para esta factoría.

Los salarios más bajos del sector

“No pueden poner como excusa los salarios altos, ya que en esta empresa tenemos los sueldos más bajos del sector del automóvil en la comarca. Lo único que buscan es aumentar el beneficio de los accionistas y nos tratan como a una simple mercancía”, explican desde el comité de empresa.

El comité de empresa espera ahora convocar la asamblea de trabajadores para convocar movilizaciones. Este anuncio es otro más de los ejemplos de la crisis que está azotando a la industria de la automoción y sus auxialiares en la zona sur de Pontevedra. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad