Hacienda reclama 25 millones a SGL Carbón, la otra gran planta gallega amenazada por la subasta eléctrica

stop

La compañía se vio obligado a depositar un aval por importe equivalente a la reclamación para llevar el litigio al TEAC

El conselleiro Francisco Conde, en la planta de SLG Carbón

30 de noviembre de 2014 (01:13 CET)

Si Alcoa y Megasa tienen en mente repensar la viabilidad de sus fábricas en A Coruña y Narón tras el batacazo de la subasta eléctrica, tampoco otra de las grandes empresas de la provincia, tanto por consumo energético como por facturación, está libre de desventuras. SGL Carbón, la antigua Genosa, no ha soltado prenda sobre cómo le fue en el reparto de bonificaciones a través del mecanismo de interrumpibilidad, un compromiso de las sociedades primadas para desconectarse de la red (o reducir su consumo) en situaciones de exceso de demanda a cambio de compensaciones millonarias. Pero es seguro que tiene otros problemas. La compañía con sede en A Grela mantiene un litigio con Hacienda, que le reclama 25 millones de euros por sanciones, intereses de demora y la cuenta pendiente de varios impuestos liquidados en los ejercicios 2006, 2007 y 2008.

La antigua Genosa, que ha llevado la disputa al Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) en enero de este año, se ha visto obligada a depositar un aval de 24,9 millones por duración indefinida en la Delegación Central de Grandes Contribuyentes de Madrid para poder continuar con las alegaciones. La planta coruñesa, que pertenece a la multinacional alemana SGL Carbon SE, facturó el pasado año algo más de 180 millones, da trabajo a más de 150 empleados y es la más productiva del grupo, que suma 41 centros productivos. De hecho, estaba previsto que en el presente curso la fundición de acero lograse su récord de producción. Fábrica productos grafitados, especialmente, electrodos de grafito para sus uso en hornos.

Reclamaciones

El conflicto con la Agencia Tributaria deriva de la inspección abierta sobre el Impuesto de Sociedades, el IVA y las retenciones a cuenta por imposición a no residentes. Las autoridades fiscales cuestionaron el tratamiento fiscal de los préstamos entre compañías del grupo y la deducibilidad fiscal de la provisión de cartera. La dependencia de Control Tributario y Aduanero pasó la factura que ascendió a 19,8 millones, a los que hay que sumar unos intereses de demora de 5,3 millones y una cuota de 18 euros.

SGL Carbón está integrada en un holding más amplio que tiene su domicilio también en A Grela, llamado SGL Carbón Holding. A través de esta sociedad, controla fábricas en Milán, Madrid, Sao Paulo y Kuala Lumpur (Malasia). Para calibrar el peso de la planta coruñesa en el holding, basta con decir que obtuvo beneficios por valor de 13,8 millones de euros, mientras que su sociedad dominante registró pérdidas de 184,5 millones. Pese a todo, la fábrica de A Grela había rebajado sus ventas desde los 200 millones de 2012 a 180 millones, y sus ganancias cayeron en casi 10 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad