Hacienda, pendiente del Dépor: el abismo del descenso rompe el plan de pago de la deuda

stop

El cambio de categoría, con la consiguiente merma de ingresos, modificaría los plazos para cumplir con los acreedores y obligaría a renegociar el acuerdo singular con los bancos

Tino Fernández, presidente de Altia | EFE

en A Coruña , 08 de mayo de 2016 (01:00 CET)

El Deportivo de La Coruña se enfrenta este domingo al Villarreal en un encuentro en el que está en juego mucho más que tres puntos. Todo lo que sea puntuar en Castellón favorece al conjunto gallego, que sellaría un año más su continuidad en la máxima categoría del fútbol español. Este logro deportivo tendría a su vez importantes connotaciones económicas.

En la Liga BBVA, el club que preside Tino Fernández ingresa mucho más por publicidad y, en lo que a derechos televisivos se refiere, la próxima temporada podría doblar los 18 millones que cobró en la última campaña que militó en la Liga Adelante, sufragando con ello los sueldos de todo el plantel, más un 'pico' que se lleva Hacienda.

Viable, pero comprometido

Sin embargo, un descenso de categoría trastocaría el calendario de pago a sus acreedores. El acuerdo con Hacienda recoge, por ejemplo, un aplazamiento de cuotas del 50%. Con ello, la deuda con la Agencia Tributaria no quedaría satisfecha hasta julio de 2024, en lugar de liquidarla el 20 de enero de 2023, como está inicialmente previsto. Además, habría que descontar todos esos extraordinarios por traspasos o derechos televisivos que permiten rebajar más rápidamente la deuda.

Aunque el club está cumpliendo, incluso adelantando pagos, el propio Tino Fernández reconoce que más de tres temporadas en la categoría de plata del fútbol español dejarían al Dépor en una situación "comprometida", aunque también asegura que el club seguiría siendo viable. Eso sí, la merma de ingresos también obligaría a revisar el acuerdo singular con las entidades bancarias para el pago de los 36 millones de deuda privilegiada.

Pendiente de la clasificación

Así como el descenso comprometería la economía del club, el puesto que finalmente ocupe en la clasificación podría reportar al Deportivo un mayor pellizco en los derechos de televisión. Y es que un 25% por ciento de los fondos que se reparte la Liga lo hace en función del puesto que ocupa cada equipo al finalizar el campeonato y de la clasificación histórica de los últimos años.

En el peor de los casos –terminar el puesto 17, el último que garantiza la permanencia– , el equipo aumentaría en 1,17 millones de euros el dinero disponible para planificar la próxima temporada. En el caso del Celta de Vigo, su eterno rival, que ya tiene el sexto puesto asegurado, el premio es mayor. La plaza europea, al margen de los ingresos de la Europa League, le garantiza por este concepto 8,8 millones, pero si termina quinto, la cuantía se incrementa en 2,5 millones. Un broche de oro para una temporada sensacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad