stop

Alcoa gana el litigio por la millonaria reclamación sobre el impuesto de sociedades de los ejercicios 2003 a 2005 al no presentar Hacienda recurso

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Rubén Bartolomé, en un encuentro con el ex concelleiro de Educación, Jesús Vázquez /EFE -Xunta

en A Coruña, 28 de marzo de 2017 (05:00 CET)

La multinacional del aluminio Alcoa ha resuelto la mitad de su problema con el fisco español. La compañía lleva desde 2013 enredada en los tribunales por una reclamación millonaria de Hacienda que llegó a alcanzar los 246 millones de euros a finales del año pasado, entre los impuestos que la Agencia Tributaria consideraba impagados y los intereses de demora.

La cuantía se ha reducido sensiblemente con la entrada de 2017, pues una fallo de la Audiencia Nacional ha dado la razón a la multinacional respecto a las reclamaciones fiscales de los ejercicios 2003, 2004 y 2005. Todavía están pendientes de los tribunales las reclamaciones correspondientes a los años 2006, 2007, 2008 y 2009.

Según aclara Alcoa en su memoria de ejercicio, el seis de marzo se le comunicó que Hacienda no había recurrido la sentencia, de manera que el litigo queda cerrado en su favor. De esta manera, las cuentas pendientes con el fisco español de la multinacional quedan reducidas a 130 millones de euros frente a los 246 millones iniciales. Por tanto, la compañía habría evitado con la reciente sentencia 116 millones en reclamaciones de la Agencia Tributaria.

Aloca reconoce que no es capaz de predecir el resultado de los litigios con Hacienda pendientes, que ascienden a 130 millones

El resto de procesos abiertos son, en cierta manera, lógicos. La disputa entre las autoridades fiscales y Alcoa derivaba del cálculo que hacía la compañía de determinadas deducciones de intereses por préstamos entre empresas del mismo grupo. Hacienda consideró que la fórmula aplicada era errónea y favorable a la compañía, por lo que procedió a la reclamación. Las inspecciones de Hacienda se aplicaron sobre todos los ejercicios donde consideraba erróneo el cálculo, que se extienden hasta 2009.

La propia compañía reconoce que “es posible que reciba evaluaciones respecto a ejercicios posteriores” y que, a pesar de la primera resolución favorable, es incapaz de “predecir de forma razonable” el resultado final de los litigios.

Por el momento, está a la espera de la resolución judicial respecto a la segunda reclamación de 130 millones de euros.  

Hemeroteca

Alcoa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad