Cajas de leche de 'Puleva', una de las marcas del grupo Lactalis, durante un acto de protesta de los ganaderos gallegos / EFE

Hacienda acosa al mayor grupo lácteo de Galicia por 12 millones en impuestos

stop

Lactalis, el mayor operador lácteo de Galicia, litiga por reclamaciones de más de 12 millones del fisco por el Impuesto de Sociedades

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Cajas de leche de 'Puleva', una de las marcas del grupo Lactalis, durante un acto de protesta de los ganaderos gallegos / EFE

en A Coruña, 13 de agosto de 2018 (05:00 CET)

Nuevas inspecciones fiscales, más litigios y órdenes de ejecución de sentencia. Así transcurre la prolongada batalla que libran el grupo francés Lactalis, el operador lácteo hegemónico en el mercado gallego, y la Agencia Tributaria por el Impuesto de Sociedades de la multinacional. La compañía opera en España con casi una quincena de filiales que ponen en el mercado marcas como Puleva, El Ventero, Gran Capitán, President o Nesquik. Todas ellas cuelgan del grupo Lactalis Iberia, la división española del fabricante que tiene su domicilio en Vilalba (Lugo).

A este conglomerado, sancionado por Competencia en 2015 por reparto de mercado y pacto de precios, reclama Hacienda más de 12 millones en impuestos por las liquidaciones del Impuesto de Sociedades entre 2006 y 2012. De hecho, Lactalis abonó el 15 de enero de este año 2,91 millones correspondientes al mencionado tributo de los ejercicios 2006,2008 y 2009 al notificar la Agencia Tributaria la orden de ejecución de la sentencia del Supremo, que estimó el recurso presentado por el Abogado del Estado y resolvió que la compañía debía pagar 2,9 millones por las liquidaciones.

Lactalis y Hacienda llegan hasta el Constitucional

Este litigio tiene como origen las deducciones aplicadas por Lactalis en base a los incentivos fiscales al mecenazgo. La compañía promocionó eventos como el Año Lebaniego 2006, que se celebra en Cantabria, la Barcelona World Race o el Año Jubilar Guadalupense y procedió a desgravar gastos de su factura fiscal. Los técnicos de Hacienda consideraron que lo hizo de manera irregular y que le correspondía abonar 2,9 millones y otros 402.000 euros por intereses de demora. La parte abonada por el grupo lácteo corresponde a las desgravaciones de la Barcelona World Race.

A pesar de este pago, la multinacional mantiene vivo el litigio, pues presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional en noviembre del año pasado que está pendiente de resolverse. También consiguió resolver favorablemente el ejercicio 2007, al no admitir el Supremo el recurso de casación presentado por Hacienda respecto a ese año.

Lactalis se juega otros 9,8 millones por el IVA

No es la única causa pendiente del grupo de la familia Besnier, que atravesó en los últimos meses una de sus mayores crisis por la comercialización de productos contaminados. Las inspecciones por el Impuesto de Sociedades entre 2009 y 2012 dieron lugar a otra liquidación millonaria.

La Agencia Tributaria reclama un importe de 9,8 millones desde enero del año pasado. Lactalis presentó un recurso contra el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) que está pendiente de resolverse.

Por este litigio, sumado a la sanción de 11,6 millones --también recurrida-- de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, Lactalis tiene provisionados 21,6 millones.

Nuevas inspecciones de Hacienda

Hacienda amenaza con prolongar la batalla. La Agencia Tributaria comunicó a la multinacional el pasado 15 de septiembre la apertura de nuevas inspecciones fiscales, en este caso para el Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2013 a 2016. El objetivo de los técnicos es verificar las deducciones realizadas por Lactalis en la liquidación de dicho impuesto en todas las filiales que despliega el grupo en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad